¿Qué sabemos sobre si en Israel se han instalado sillas en la playa ‘solo para vacunados’? Según el Ayuntamiento de Tel Aviv, se trataba de una campaña de publicidad ya retirada para fomentar la vacunación y hubo un error en la traducción de los textos

Categorías Salud Recursos utilizados Búsqueda inversa de Google Búsqueda de Google Google Maps/Geolocalización Con afirmaciones como “Sillas de playa reservadas «sólo para vacunados» en Israel” o “Lo peor empieza ahora con el señalamiento público para

Categorías

Salud

Recursos utilizados

Búsqueda inversa de Google

Búsqueda de Google

Google Maps/Geolocalización

Con afirmaciones como “Sillas de playa reservadas «sólo para vacunados» en Israel” o “Lo peor empieza ahora con el señalamiento público para los no vacunados” se comparte una imagen de dos butacas de playa con una lona verde. En una de estas sillas se puede leer el mensaje en inglés “reservado exclusivamente para personas vacunadas”. 

Las sillas forman parte de una campaña de publicidad para fomentar la vacunación. Según afirma a los verificadores belgas de Knack el responsable de prensa del Ayuntamiento de Tel Aviv, Eytan Halon, se produjo un error en la traducción del texto de hebreo a inglés y la campaña ya se ha retirado. En todo caso, asegura que “no hay sillas o áreas públicas, como la playa, actualmente asignadas sólo para personas vacunadas». 

Os contamos qué sabemos.

Las sillas forman parte de una campaña de publicidad ya retirada debido a un error de traducción

En la foto que se comparte en redes sociales se ven dos butacas de playa con un texto escrito (uno en inglés y otro en hebreo). En una de ellas se puede leer en inglés el mensaje “reserved for vaccinated people only” (reservado exclusivamente para personas vacunadas). Las sillas, además, tienen dibujos de vacunas y jeringuillas y el logo de la ciudad israelí de Tel Aviv-Yafo.

Comparación del logo de la silla de playa con el oficial de Tel Aviv.

Según afirman desde el Ayuntamiento de Tel Aviv a los verificadores de Knack, miembros, al igual que Maldita.es, de la International Fact-checking Network (IFCN), estas sillas formaban parte de “una campaña de publicidad para animar al público a vacunarse”. El Ayuntamiento de Tel Aviv explica que el texto en hebreo significaba “ser vacunado en Tel Aviv-Yafo”, pero se produjo “un error en la traducción del hebreo al inglés” y por eso se podía leer en el mensaje en inglés “reservado exclusivamente para personas vacunadas”.

En una foto cedida por el Ayuntamiento de Tel Aviv a Knack, se puede ver cómo actualmente la campaña ya ha sido retirada y ahora se lee en las sillas un mensaje que dice: “Me encanta Tel Aviv-Yafo”. 

En todo caso, desde el Ayuntamiento apuntaron que «no hay sillas o áreas públicas, como la playa, actualmente asignadas a personas vacunadas«. Israel sí trabaja con el llamado “Green Pass”, un permiso de entrada a ciertos lugares como gimnasios u hoteles para personas que han sido vacunadas contra la COVID-19 o pacientes recuperados que hayan pasado la enfermedad.

Desde Maldita.es nos hemos puesto en contacto con el responsable de prensa del Ayuntamiento de Tel Aviv, Eytan Halon, pero en el momento de la publicación de este artículo no hemos obtenido respuesta. 

Estas sillas gigantes se utilizan habitualmente como soporte publicitario

Estas butacas gigantes están ubicadas, tal y como podemos comprobar en Google Maps, en la playa Frishman Beach y, como vemos, han sido utilizadas en otras ocasiones como soporte publicitario.

Comparación de Google Maps con la imagen viral.

Por ejemplo, en 2019, año en el que Israel acogió la celebración de Eurovisión, se utilizaron estas sillas para promocionar el festival. También la web Israel21c publicó el 2017 una foto de Frishman Beach en el que se veían las sillas gigantes con mensajes promocionales de la ciudad. 

Imagen de Frishman Beach publicada por The Guardian.
Imagen de Frishman Beach publicada por Israel21c.

Este contenido también ha sido verificado por AFP Factual que pertenecen también a la IFCN, como Maldita.es. 

Por tanto, aunque el mensaje sí era real, se trataba de una campaña de publicidad ya retirada para fomentar la vacunación en la que hubo un error en la traducción de los textos, según el Ayuntamiento de Tel Aviv.


Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *