Las afirmaciones falsas y sin evidencia de la imagen que alerta de las supuestas consecuencias del uso de mascarilla

Una imagen de una persona con mascarilla dice lo siguiente: «Esto es lo que acumulas en esa mascarilla que piensas que te protege: bacterias, hongos, parásitos, virus. Consecuencias del uso de mascarilla: hipoxia, hipercapnia, neumonía

Una imagen de una persona con mascarilla dice lo siguiente: «Esto es lo que acumulas en esa mascarilla que piensas que te protege: bacterias, hongos, parásitos, virus. Consecuencias del uso de mascarilla: hipoxia, hipercapnia, neumonía bacteriana». Esta una nueva versión de los bulos antimascarillas que ya hemos desmentido en muchas veces.

No hay ninguna evidencia de que el uso de las mascarillas acumule bacterias, hongos, virus y parásitos siempre que se utilicen de forma adecuada

Una de las consecuencias falsas que apunta la imagen es que la mascarilla genera hongos, bacterias, parásitos y virus. Esto a su vez provocaría neumonía bacteriana, según afirma erróneamente la imagen. Miguel Barrueco Ferrero, jefe de Servicio de Neumología del Hospital Clínico de Salamanca, ya ha explicado a Maldita Ciencia que la afirmación de que las mascarillas generen agentes patógenos y neumonías “no tiene ningún sentido si se aplica a las mascarillas las normas elementales de higiene”. Es decir, si las mascarillas se utilizan del modo adecuado.

Las mentiras embarran el debate público y pueden ser peligrosas para la salud. La información verificada sobre el COVID-19 marca la diferencia. La verificación está bajo ataque. Si nuestro trabajo te es útil y crees que es más necesario que nunca, pincha aquí para hacerte Embajador/a y ayúdanos a luchar contra los bulos de la pandemia.

Para evitar hipotéticas infecciones y neumonías, hay que “prestar especial atención en prevenir la autocontaminación (manipulación continua), no sobrepasar la duración de uso (unas 6 u 8 horas) y tratar eventos adversos como molestias y problemas respiratorios en el caso de que se produzcan”, indica Barrueco.

No hay ninguna evidencia de que el uso de las mascarillas provoque neumonías bacterianas

¿Puede el uso repetido de mascarillas causar neumonía bacteriana? “No existen evidencias científicas al respecto pero es de sentido común que si se produce un acumulo de gérmenes en una mascarilla podrían ser inhalados y producir infecciones respiratorias, generalmente leves”, responde Barrueco. Para evitarlo, hay que “prestar especial atención en prevenir la autocontaminación (manipulación continua), no sobrepasar la duración de uso (unas 6 u 8 horas) y tratar eventos adversos como molestias y problemas respiratorios en el caso de que se produzcan”. 

También es importante, según cuenta, no dejarla en ninguna superficie ni guardarla en los bolsillos. En Maldita Ciencia ya os explicamos cuál es la manera idónea de guardar la mascarilla (en un sobre de papel, una tela o un estuche de gafas viejo).

David Díaz Pérez, coordinador del área de enfermería respiratoria de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) afirmó a Maldita Ciencia que el uso repetido de mascarilla no produce neumonía.

Díaz Pérez recordaba que en la superficie de la mascarilla, al igual que en otros aparatos que llevamos normalmente, como el móvil, collares, relojes o pulseras, podemos encontrar diferentes microorganismos. «Incluso en nuestra nariz y garganta viven colonias de microorganismos como puede ser el neumococo (Streptococcus pneumoniae). Pero la presencia de estos patógenos no significa que puedan generar enfermedades, sobre todo si hablamos de que son microorganismos que se encuentran entre la población general y no en un ambiente sanitario», añadió.

La infección con SARS-CoV-2 u otros virus respiratorios es el verdadero riesgo de neumonía, y la mascarilla nos protege

La Sociedad Española de Microbiología (SEM) explicó a Maldita Ciencia que las mascarillas en su cara interna van a acumular tras su uso todo tipo de microorganismos procedentes de la microbiota de la piel y mucosas y por la cara externa microorganismos del medio ambiente. “Los primeros no suponen ningún peligro para el usuario y los segundos, con las debidas medidas de higiene, tampoco (de hecho las mascarilla está protegiéndonos frente a ellos)”, explica.

Pero “si manipulamos la superficie de la mascarilla con las manos sucias o dejamos la mascarilla en lugares sucios o contaminados, entonces sí puede convertirse en vehículo para la transmisión de microorganismos infecciosos”. 

“En tiempos de pandemia por COVID-19 u otros virus respiratorios el riesgo de neumonía son estos virus y la mascarilla nos protege”, afirmó la Sociedad Española de Microbiología. 

La SEM explicó que el neumococo, que produce la neumonía aguda, coloniza transitoriamente la faringe de mucha gente sin causar problemas. “Pero si baja al pulmón por un debilitamiento de nuestras defensas causa la neumonía. El uso de mascarillas, precisamente, contiene la transmisión de este microorganismo desde los portadores a los no portadores”, añadió.

Rodrigo Córdoba García, que forma parte Grupo de Tabaco de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC), insistió en que «no hay estudios de mascarilla y neumonía«. Sin embargo, las mascarillas «sí son útiles para prevenir la infección por la COVID-19, tal y como demuestran numerosos trabajos científicos«.

«Si no se usa la mascarilla hay un riesgo cierto. Si se usa correctamente no hay riesgo demostrado. La opción está clara«, indicó a Maldita Ciencia.

No hay evidencias de que usar mascarilla cause hipoxia

En el texto también se afirma que la mascarilla no permite el paso de suficiente oxígeno y produce hipoxia (falta de oxígeno en el organismo). No hay evidencias científicas que demuestren que su uso provoque a sus portadores una carencia de oxígeno, tal y como os contamos aquí. 

María Elisa Calle, experta en Epidemiología y Salud Pública y profesora de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid, aseguró a Maldita Ciencia que «el uso de mascarillas no produce hipoxia». “Los tejidos utilizados dejan pasar el gas y el oxígeno es un gas. Respiramos oxígeno mezclado con nitrógeno y espiramos CO2, que también es un gas. Si fuera cierto, los cirujanos que intervienen durante varias horas, estarían muertos y no solo cansados”, afirmó Calle, que además forma parte de la Asociación de mujeres investigadoras y tecnólogas (AMIT).

Tampoco hay evidencias de que el uso de mascarilla cause hipercapnia

El texto afirma también que la mascarilla produce hipercapnia (un aumento de la concentración del dióxido de carbono en la sangre).  Pero es falso, tal y como ya os hemos explicado en Maldita Ciencia. «No existe ningún estudio que demuestre (ni siquiera un estudio serio que lo investigue) que la mascarilla quirúrgica cause hipercapnia o hipoxia«, aclaró a Maldita.es Víctor Jiménez Cid, catedrático de Microbiología de la Universidad Complutense de Madrid y miembro de la Sociedad Española de Microbiología.

Fact-checkers de más de 70 países nos hemos unido para luchar contra las mentiras y la infodemia que ha traído consigo la pandemia de coronavirus. Puedes consultar los desmentidos en la base de datos CoronaVirusFacts del International Fact-Checking Network (IFCN) .


Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *