150 personas asisten en la reapertura de la iglesia de la Paloma con una misa homenaje a las víctimas de la explosión

MADRID, 19 Mar. (EUROPA PRESS) – Unas 150 personas han asistido esta tarde a la reapertura de la iglesia de la Virgen de la Paloma, patrona popular de Madrid, con una misa homenaje a las


MADRID, 19 Mar. (EUROPA PRESS) –

Unas 150 personas han asistido esta tarde a la reapertura de la iglesia de la Virgen de la Paloma, patrona popular de Madrid, con una misa homenaje a las cuatro víctimas de la explosión hace dos meses en la calle Toledo número 98, ha informado la parroquia en un aviso.

«En medio del mal, San José ha trabajado tranquilamente, con corazón de padre, y nos ha reunido hoy en familias», han sido las expresiones con las que ha dado la bienvenida el párroco de la iglesia Virgen de la Paloma, padre Gabriel Benedicto, a los 150 invitados presentes en la eucaristía, que empezó a las 13 horas, y a varios cientos de personas cercanas que han seguido la transmisión por el canal YouTube de la parroquia.

A todos ellos, el sacerdote les ha recordado que Dios «no es indiferente ante nuestro padecimiento y sabe cuánto echamos de menos a Javier, a Stefko, a David, y a Rubén». «Por eso hoy nos ha convocado para consolarnos y ofrecernos su fortaleza, la que se manifiesta en medio de nuestra debilidad», ha añadido.

Benedicto ha evocado, uno por uno, los rostros de las cuatro personas que fallecieron el pasado 20 de enero al explotar el edificio parroquial de la calle Toledo a causa del gas que entró desde la calle.

De esta forma, el padre Gabriel ha recordado al sacerdote de la parroquia Rubén Pérez Ayala, de 36 años; a su amigo David Santurrones, padre de familia de 35 años, que acudió a tirarle una mano apenas unos minutos antes de la catástrofe; al albañil toledano Javier Gandía, de 45 años, que trabajaba en la zona; y a Stefko Ivanov, de nacionalidad búlgara, que pasaba por allí en el instante de la explosión y estaba a puntito de cumplir los 47 años.

«El día de hoy, de alguna forma, el cielo y la tierra se unen. Le solicitamos al Señor que nos conceda paz y que tengamos la posibilidad mirar siempre el dolor del resto. El día de hoy todos somos una parte de estas 4 familias y hoy el Señor desea consolarnos a todos», afirmaba también en la homilía.

Y agregaba: «Yo le pido a Dios a que tengamos la posibilidad mirar en este momento con promesa al futuro y que san José, que tuvo que abrazar una realidad que no había escogido, nos asista a abrazar esta historia que forma parte ahora de la narración de La Paloma, de todos nosotros, como un punto de partida de una historia novedosa, donde es capaz de abrir un futuro y de reconstruir algo que sea eterno».

En esta liturgia se ha recordado también a los niños y instructores del colegio La Salle, y a los ancianos y trabajadores de la vivienda La Paloma, que vivieron la explosión sin sufrir daños personales. Todos estaban representados en la misa, de la misma los vecinos y comerciantes, singularmente los que aún no pudieron regresar a sus casas.

El edificio que explotó al soltarse el conducto del gas bajo la acera de la calle Toledo 98 permanece clausurado a la espera de informes técnicos, indicó la parroquia en el mismo comunicado.




Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *