Una manifestación demandará este domingo la continuidad de Casa Chamberí y apoyará los espacios de participación

Entre sus 22 asociaciones y colectivos se incluye una despensa solidaria que sostiene a cien familias MADRID, 20 Mar. (EUROPA PRESS) – Colectivos vecinales han convocado este domingo una manifestación en defensa de la continuidad


Entre sus 22 asociaciones y colectivos se incluye una despensa solidaria que sostiene a cien familias

MADRID, 20 Mar. (EUROPA PRESS) –

Colectivos vecinales han convocado este domingo una manifestación en defensa de la continuidad de la Casa de Cultura de Chamberí y de los espacios de participación ciudadana.

La manifestación va a arrancar a las 12 horas y va a hacer un recorrido entre Bilbao, San Bernardo, Quevedo, plaza de Chamberí y García de Paredes para acabar frente a la Casa de Cultura y Participación Ciudadana, en el número 39 de la calle Bravo Murillo.

Los colectivos ciudadanos que dan vida a la Casa Chamberí pidieron a la Junta Municipal y al área de Coordinación Territorial la renovación por otros 4 años mucho más de la cesión del espacio, que expira la próxima semana. Y todo para seguir construyendo las cientos de ocupaciones gratis puestas en marcha, por las que pasaron miles de participantes.

En un manifiesto por «la continuidad de este espacio vecinal, de encuentro, cultura y solidaridad», nativo de marzo de 2017, ruegan al Ayuntamiento que la cesión se amplíe por otros cuatro años más, una oportunidad de prórroga obtenida en el acuerdo firmado con el previo Gobierno municipal.

El local de Bravo Murillo 39 fue cedido por el Estado al Municipio de La capital de españa «con destino a centro de participación asociativa del distrito de Chamberí, promoción cultural y educativa», empleo que ha tenido en estos 4 años pasados y que, recalca el manifiesto, «debe proseguir teniendo pues es una dotación muy necesaria para la participación».

La Casa de Cultura reúne a 22 asociaciones y colectivos muy distintos de Chamberí, desde AMPAs a iniciativas feministas, una despensa solidaria que mantiene a cien familias, grupos de consumo ecológico, scouts, un club de ajedrez o asociaciones vecinales. En esta primera etapa ha cooperado con programas municipales de Servicios Sociales, salud y cultura, además de con entidades del distrito.

EL ‘NO’ DE LA JUNTA

La Junta Municipal de Chamberí, encabezada por Javier Ramírez (PP), no renovará la cesión del espacio ciudadano Casa Chamberí pues estudian «distintas alternativas para el destino del inmueble».

«El concejal ha decidido la no renovación aunque no tienen idea para qué lo usarán», lamentaban desde Casa Chamberí, unido a que se haya optado por echar el cierre «sin evaluar las 2.600 ocupaciones ni la presencia de una despensa caritativa».

MÁS DE 19.600 FIRMAS POR LA CONTINUIDAD

Más de 19.600 firmas reunidas en la plataforma de necesidades Change.org reclaman al Municipio de Madrid que se quede la Casa de la Cultura de Chamberí, sede de la despensa solidaria.

En la plataforma, representantes de la Despensa Caritativa de Chamberí explican que son una asociación de familias del distrito, sin ánimo de lucro, que trabajan de forma horizontal e igualitaria para ofrecer respuesta a las necesidades alimenticias, aumentadas a raíz de la pandemia.

Su sede está en el número 39 de la calle Bravo Murillo, en la Casa de la Cultura de Chamberí, de la que forman parte. «Con esta despensa llevamos prestando asistencia a las familias de Chamberí ya seis años. Lo llevamos familias trabajadoras del vecindario que deseamos cubrir estas pretensiones y sólo queremos que nos prosigan dejar haciéndolo», dan a conocer.

Recuerdan que los «Servicios Sociales del Municipio de La capital de españa han derivado a la Despensa Caritativa decenas de familias a lo largo del confinamiento frente a la imposibilidad de dar respuesta institucional a las necesidades de las familias».

«Pero estamos que en el mes de marzo acaba el plazo de concesión del local de Bravo Murillo 39 de Casa de la Cultura y nos echan. Es el local donde nos reunimos en reunión y que sirve de depósito, confección de lotes y recogida de alimentos. Pedimos una prórroga del contrato al Ayuntamiento pero nos la han rechazado», han descrito la situación.

Si se quedaran sin este local, «mucha gente tendrá dificultades para seguir comiendo por el hecho de que se da contestación a las pretensiones alimenticias de más de cien familias del vecindario».

PRIMERO FUE EL EVA

El Espacio Vecinal de Arganzuela (EVA), otro espacio cedido por el Ayuntamiento en la legislatura pasada, en esta ocasión en el antiguo Mercado de Frutas y Verduras de Legazpi, fue el primero que demandó al Ayuntamiento su contunuidad al expirar la cesión.

El Consistorio de PP y Cs rechazó prorrogar la cesión excusando que ahí iba a ponerse en marcha una base del Samur, independientemente de que los colectivos ciudadanos asegurasen que tenían cabida todas las ocupaciones pues había espacio de más.


Source backlink

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *