Las empresas acusadas sin pruebas de «fraude masivo» exigen indemnizaciones millonarias a partidarios de Trump que lo difundieron

Dominion Voting Systems y Smartmatic son empresas tecnológicas que proporcionan sistemas de votación, utilizadas durante las elecciones estadounidenses, que se han enfrentado a acusaciones, sin pruebas, de «fraude masivo» en los comicios del pasado 3

Dominion Voting Systems y Smartmatic son empresas tecnológicas que proporcionan sistemas de votación, utilizadas durante las elecciones estadounidenses, que se han enfrentado a acusaciones, sin pruebas, de «fraude masivo» en los comicios del pasado 3 de noviembre por parte de seguidores del expresidente Donald Trump. Ahora, han demandado por difamación a Rudy Giuliani, abogado personal del expresidente, a Sidney Powell, abogada cercana a Trump, a la cadena conservadora Fox News y a tres de sus presentadores.

El pasado 26 de marzo, Dominion presentaba una demanda contra Fox News por «vender una historia falsa por sus propios fines comerciales, ocasionando un grave daño» a la empresa. Solicitan una indemnización de 1.600 millones de dólares (unos 1.400 millones de euros) por crear una campaña de desinformación contra Dominion y el proceso electoral.

Esta misma empresa también ha interpuesto demandas contra otras personas del entorno de Trump que vertieron acusaciones de fraude sin pruebas. El pasado 8 de enero, lo hizo contra Sidney Powell a la que le pide 1.300 millones de dólares (algo más de 1.000 millones de euros) de indemnización por los daños causados a la empresa. Dominion asegura que Powell actuó «en concierto con sus aliados y medios de comunicación decididos a promover una narrativa falsa preconcebida sobre las elecciones de 2020, lo que causó un daño sin precedentes». Días después, esta misma empresa presentó una demanda similar contra el abogado Rudy Giuliani también por «viralizar mentiras» sobre que «Dominion robó votos».

El pasado mes de enero, la tecnológica también advirtió a Mike Lindell, directivo de una empresa de almohadas, donante del partido Republicano y amigo de Trump, de que retirase sus acusaciones de fraude electoral contra ellos. Entonces, Lindell aseguró «tener evidencias» de que varios países utilizaron las máquinas de estas compañías para «robar las elecciones». Pero no ha presentado pruebas de estas acusaciones. Además, ha continuado difundiendo la conspiración en algunas cadenas conservadoras. Esto ha hecho que este 22 de febrero Dominion presente una demanda contra él. Le reclaman también 1.300 millones de dólares por difamación.

Smartmatic también ha presentado demandas por difamación contra Fox News y varios de sus presentadores

El pasado 4 de febrero, Smartmatic presentó la demanda contra la cadena y tres de sus presentadores, Jeanine Pirro, Maria Bartimoro y Lou Dobbs, así como a los abogados Giuliani y Powell a los que les reclama 2.700 millones de dólares (unos 2.200 millones de euros) por los mismos motivos: difamación al crear una «campaña de desinformación».

Durante meses, los abogados de Trump acusaron a Dominion y Smartmatic, sin pruebas, de estar detrás del fraude electoral e impedir así la reelección de Trump. Unas acusaciones que han quedado desacreditadas en los tribunales. Asimismo, varios presentadores de Fox News, entre los que se encuentran los demandados, también contribuyeron a propagar estas teorías en antena durante horas.

Acusaciones de fraude sin pruebas

Una de esas acusaciones fue que un juez en Georgia ordenó «congelar todas las máquinas de votación de Dominion» en Georgia, pero, como os contamos en Maldita.es, la orden del juez fue dictaminar que no se puede «alterar, destruir o borrar» software o datos de las máquinas de votación Dominion en tres de los 59 condados. Además, Georgia realizó una auditoría de esos votos donde se «confirmó y reafirmó el resultado original producido por el recuento automático de votos emitidos».

Ya el pasado 14 de diciembre, Smartmatic envió varios requerimientos a Fox News y las cadenas de ultraderecha One America News Network (OANN) y Newsmax pidiendo que se retractaran de sus «contenidos falsos» y «acusaciones difamatorias» vertidas sobre la empresa. «No tienen evidencias para apoyar sus ataques», aseguran en el comunicado, «la campaña se diseñó para difamar a Smartmatic y socavar unas elecciones legítimas». Horas después, las cadenas emitieron varios comunicados retractándose de sus palabras. Además, en Newsmax lo leyeron en antena.

Por su parte, en Fox News, en alguno de los programas donde acusaron a estas empresas de contribuir al «fraude electoral», entrevistaron a un experto en tecnología electoral donde negaba haber visto «evidencias» de que Smartmatic cambiara votos o se produjera interferencia extranjera en el proceso.


Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *