¿Qué es el método curly y hasta qué punto sirve para conseguir y cuidar un pelo rizado?

Categorías Curiosidades/experimentos Recursos utilizados Expertos En Maldita Ciencia ya os hemos contado por qué lavarse el pelo a diario no es perjudicial para el cabello, por qué los tintes de cabello no influyen en su

Categorías

Curiosidades/experimentos

Recursos utilizados

Expertos

En Maldita Ciencia ya os hemos contado por qué lavarse el pelo a diario no es perjudicial para el cabello, por qué los tintes de cabello no influyen en su caída y aceleran la calvicie o por qué salir a la calle con el pelo mojado con bajas temperaturas puede favorecer los resfriados. Ahora nos habéis preguntado si funciona el método curly que, según prometen algunas webs, es una rutina de cuidados para “conseguir unos rizos naturales, elásticos y sin encrespamientos o frizz”. Este método solo sirve para cuidar cabellos rizados. Eso sí, hay que prestar atención porque algunas indicaciones podrían ser contraproducentes.

David Saceda, tricólogo de la Asociación Española de Dermatología y Venerología (AEDV), hace hincapié en que “el rizo del pelo depende de cada persona”. “De forma natural cada persona tiene un grosor diferente de cabello y un rizo propio. Una rutina de lavado difícilmente va a poder cambiar el rizo de una persona”, explica a Maldita Ciencia.

“El método curly no sirve para aquellas personas que no tienen un pelo rizado, sino que es un método para cuidar el pelo que ya de por si es rizado”, comenta a Maldita Ciencia Ángela Hermosa Gelbard, dermatóloga de la Unidad de Tricología y Trasplante Capilar del Grupo Pedro Jaén.

Pero, ¿qué es eso del método curly? Además de no cepillar el pelo en seco y tratarlo cuando esté mojado, consiste en evitar utilizar productos que acentúan la sequedad. Ingredientes como sulfatos o siliconas estarían terminantemente “prohibidos” en esta rutina, según explican múltiples webs en Internet.

Para entender qué supone seguir el método curly y cómo actúan los sulfatos o las siliconas en el cabello, primero hay que explicar por qué el pelo rizado suele ser más seco que el pelo liso. Se debe, según Hermosa, a que el sebo que se produce en las glándulas sebáceas del cuero cabelludo se desliza con más dificultades a lo largo de un trayecto curvado (pelo rizado) que a lo largo de un trayecto recto (pelo liso). 

Según cuenta Saceda, los champús con sulfatos eliminan gran parte del sebo natural. Si los utiliza una persona con el pelo seco, como por ejemplo un pelo rizado, “va a producir mayor sequedad y posiblemente encrespamiento”.  

Aun así, Hermosa destaca que “utilizar agentes tensioactivos, como los sulfatos, es necesario para una adecuada limpieza del cabello, ya que, sin estos, la suciedad y el sebo no se disolverán y se acumularan tanto en la piel como en la fibra capilar”: “Por tanto, son necesarios para una adecuada higiene. Si no se utilizan estos agentes, no se limpia bien el pelo”.

¿Y qué pasa con las siliconas? Cristina Pindado, especialista de la Unidad de Tricología y Trasplante Capilar del Grupo Pedro Jaén explica a Maldita Ciencia que las siliconas son polímeros sintéticos que tienen propiedades hidrofóbicas. Es decir, que “ayudan a retener la humedad creando un sello impenetrable”. Según cuenta, se pueden encontrar en champús, acondicionadores y productos de peinado, pero también en el maquillaje y productos de cuidado facial.

“Las siliconas forman una capa delgada e impermeable alrededor de la cutícula del cabello que mantiene el tallo piloso hidratado, al mismo tiempo que evita que la humedad ambiental penetre en el cabello y cause encrespamiento”, comenta.

Según Pindado, los champús y acondicionadores formulados con siliconas son especialmente beneficiosos para cabellos secos y rizados ya que ayudan a suavizar el cabello, sellar la cutícula y evitar que absorba la humedad. El problema, y el motivo por el que se desaconsejan en el método curly, es que “pueden apelmazar el cabello”. Existen siliconas que son hidrosolubles y se retiran con una mayor facilidad, según Hermosa.

En algunas webs que promocionan el método curly se menciona que si se tiene el pelo grueso y seco, puede ser preferible lavarse el pelo solo con acondicionador. Pero no usar champú puede conllevar riesgos. 

La Asociación Española de Dermatología y Venerología señala que el champú elimina la grasa producida por las glándulas sebáceas, donde quedan atrapadas las células muertas del cuero cabelludo, la suciedad, o las sustancias que nos apliquemos en él, como lacas o gominas”. “Esta grasa o sebo debe eliminarse periódicamente por razones que van más allá de lo meramente estético, ya que supone una importante fuente de microorganismos que pueden favorecer las infecciones”, indica.

“El acondicionador es como la crema hidratante para nuestro cabello. No es una buena opción para lavar el pelo”, comenta Saceda. Hermosa explica que algunos acondicionadores contienen agentes tensioactivos, es decir, detergentes, y pueden ser útiles para eliminar la suciedad al mismo tiempo que se hidrata la fibra capilar.

Pero entonces, ¿es recomendable seguir el método curly? Pindado comenta que “no necesariamente es perjudicial si se realiza con conocimiento” y recuerda que es importante utilizar champú aunque se limiten los sulfatos para no secar el pelo rizado. 

Para conseguir rizos naturales, la experta aconseja cepillar el pelo mientras esté húmedo con un peine de dientes anchos o con los dedos de las manos, evitar peinados que traccionen con fuerza del cuero cabelludo y secarlo al aire siempre que sea posible o, si empleamos secador, utilizar un producto protector térmico sobre el cabello mojado para ayudar a reducir y minimizar el daño por calor. Y en verano aconseja “utilizar un fotoprotector solar para el cabello”.


Primera fecha de publicación de este
artículo: 17/03/2021


Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *