¿Qué sabemos sobre si se recomienda tomar paracetamol antes de recibir la vacuna de AstraZeneca como se dice en este vídeo viral?

Categorías Vacunas Recursos utilizados Hablar con fuentes oficiales Expertos Fuentes oficiales (comunicados, bases de datos, BOE) Nos habéis preguntado por un vídeo viral en el que una joven cuenta que le van a vacunar y

Categorías

Vacunas

Recursos utilizados

Hablar con fuentes oficiales

Expertos

Fuentes oficiales (comunicados, bases de datos, BOE)

Nos habéis preguntado por un vídeo viral en el que una joven cuenta que le van a vacunar y se toma un paracetamol porque «han recomendado tomárselo antes». Esta supuesta recomendación sale de la Actualización 4 de la Estrategia de vacunación frente a COVID-19 en España (del 26 de febrero) y también aparece en la Actualización 5 (del 30 de marzo). En ambos documentos se indica que se puede tomar paracetamol antes de recibir la vacuna de AstraZeneca para reducir los posibles efectos secundarios. Pero se plantea como una posibilidad, no como una recomendación. Os lo explicamos.

Esta verificación ha sido realizada en el marco del proyecto #VACÚNAte que Maldita.es y la agencia de noticias Servimedia desarrollan contra la desinformación sobre las vacunas de la COVID-19 con el apoyo de Google News Initiative.

Los efectos secundarios habituales de la vacuna de AstraZeneca son leves y transitorios: dolor de cabeza, fiebre y dolor muscular

Según recoge la Actualización 5 de la estrategia de vacunación, con la vacuna de Oxford-AstraZeneca la mayoría de efectos secundarios son de intensidad leve o moderada y desaparecen después de unos días. Por ejemplo, sensibilidad y dolor en el lugar de la inyección, fatiga, dolor de cabeza, nauseas o fiebre. Asimismo, se indica que son más leves y menos frecuentes tras la segunda dosis y que las personas de mayor edad los sufren menos:

Pablo Aldaz, portavoz del Grupo de Vacunas del Programa de Actividades Preventivas y Promoción de la Salud de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (PAPPS-semFYC), cuenta a Maldita Ciencia que la mayoría de efectos secundarios de esta vacuna son “leves, pasajeros y que duran muy poco tiempo pero son molestos”. 

El Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud indica en esta actualización que, en el caso de la vacuna de AstraZeneca, se puede utilizar paracetamol como tratamiento «profiláctico«, es decir, como tratamiento previo a la vacunación para prevenir los síntomas. También se puede tomar como tratamiento «síntomático para reducir estos síntomas, sin que su uso interfiera en la respuesta inmune«.

Tras esta afirmación, el documento incluye una referencia a un estudio publicado en la revista científica The Lancet. Según este artículo, en dos de los cinco lugares en los que se realizaron ensayos se administró paracetamol a los participantes antes de la vacunación y se les indicó que continuaran tomando un gramo de paracetamol cada seis horas durante 24 horas para reducir las reacciones asociadas a la vacuna. En general, el paracetamol sirvió para que los participantes en el estudio tuvieran menos dolor, sensación de fiebre, escalofríos, dolor muscular, dolor de cabeza y malestar general.

En Maldita Ciencia ya os hemos contado que el proceso de aprobación de una nueva vacuna es muy largo y riguroso para asegurar principalmente que son seguras y eficaces. En el caso de la vacuna de AstraZeneca en particular, la Agencia Europea del Medicamento (EMA) ha afirmado este 7 de abril que hay «un posible vínculo» entre esta vacuna y casos muy inusuales de trombos con plaquetas bajas en sangre, por lo que deben incluirse como «efectos secundarios muy raros» de esta vacuna. En su comunicado, la EMA recalca que los efectos secundarios más comunes de Vaxzevria (como se llama ahora la vacuna de Astrazeneca) «suelen ser leves o moderados y mejoran unos días después de la vacunación«.

Paracetamol como opción, no como recomendación

“Es importante tener en cuenta que en el propio documento se plantea como una posible opción pero no como una recomendación”, subraya a Maldita Ciencia Antonio Blanes, responsable de servicios técnicos del Consejo General de Farmacéuticos. Según el experto, los datos publicados en The Lancet son preliminares y se han obtenido en un grupo muy reducido de pacientes. 

Por tanto, Blanes considera que hasta que se tenga una mayor evidencia al respecto, la decisión de emplear paracetamol antes de la vacunación debería hacerse con la valoración individualizada por parte de un profesional sanitario para evaluar individualmente los beneficios y riesgos según cada caso.

El documento de la estrategia de vacunación señalaba, en un principio, la posibilidad de tomar 1 gramo de paracetamol pero fue modificado

En un principio, la Actualización 4 de la Estrategia de vacunación, del 26 de febrero, planteaba la posibilidad de tomar 1 gramo de paracetamol antes de recibir la vacuna de AstraZeneca:

«Se observan reacciones locales y sistémicas leves frecuentes tras la vacunación. Se puede utilizar dosis de 1 gramo de paracetamol previa a la vacunación, seguida de 1 gramo cada 6 horas durante las primeras 24 horas, lo que reduce significativamente el dolor local, la febrícula, los escalofríos, las mialgias, la cefalea y el malestar postvacunal, sin influir en la respuesta inmune

Podemos consultar esta versión en la herramienta de archivado WayBack Machine, ya que el documento de la Actualización 4 se modificó y ya no recoge esta frase. Lo que ahora dice el documento es que «se puede utilizar paracetamol como tratamiento profiláctico o sintomático para reducir estos síntomas, sin que su uso interfiera en la respuesta inmune. Hasta la fecha, solo se han publicado datos de su uso como profilaxis para esta vacuna«, sin especificar dosis. Tampoco en el documento de la Actualización 5 se señala la dosis.

La posibilidad que planteó en un primer momento el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud de tomar un gramo de paracetamol para evitar efectos secundarios tras ponerse la vacuna fue bastante comentada en redes sociales, por su contradicción con las recomendaciones de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios de sustituir las dosis de 1 gramo por la de 650 mg cuando el paracetamol de vende sin receta debido a los daños que este medicamento puede causar en el hígado si no se toma de forma adecuada. 

En este sentido, el Ministerio de Sanidad explicó a principios de marzo a Maldita Ciencia que, «teniendo en cuenta la práctica habitual en España», se estaba estudiando si recomendar tomar paracetamol de 650 gramos: «También tendría efecto y además se ha comprobado que este medicamento no interfiere con la respuesta inmune generada por la vacuna y si ayuda a aliviar la sintomatología que pueda producir».

Blanes sostiene que “no se puede afirmar que el uso de 1 gramo de paracetamol en una única dosis sea peligroso”. Sin embargo, considera preciso recordar que el uso de paracetamol durante periodos prolongados de tiempo, sin supervisión médica o en pacientes con enfermedad hepática grave o hepatitis viral, incrementa el riesgo de sufrir daños en el hígado y riñón, entre otros. 

La Administración de Medicamentos y Alimentos en Estados Unidos (FDA) recomendaba en un informe publicado en 2008 limitar la dosis máxima por toma en adultos a un máximo de 650 mg. En España, la Agencia Española del Medicamento optó en 2017 por pedir receta médica en la venta del paracetamol en las cajas que tengan más de 10 pastillas de 1 gramo, según recoge El País.

“Solo se comercializan presentaciones sin receta de 1 gramo en envases de, como máximo, 10 comprimidos o sobres”, confirma Blanes. Los envases disponibles de paracetamol sin receta “están destinados al tratamiento de dolencias menores, que no requieren el diagnóstico y seguimiento de un médico, no en tratamientos prolongados”. 

La posibilidad de uso de paracetamol de 1 gramo que recogía en un principio el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS) en la Actualización 4 del 26 de febrero deriva de datos de un grupo muy reducido de pacientes (del estudio publicado en The Lancet), tal y como subraya Blanes.

“La evidencia es, por tanto, limitada. En términos de dosis, no se puede aún establecer una diferencia entre una dosis de 650 mg o 1 gramo en la reducción de los efectos adversos de la vacunación frente a COVID-19, pero de forma general para cualquier fármaco se suele recomendar la utilización de la dosis mínima eficaz para aliviar las manifestaciones y durante el periodo de tiempo más corto posible”, señala.

A José Antonio Forcada Segarra, presidente de la Asociación Nacional de Enfermería y Vacunas, le parece “excesivo” tomar dosis de un gramo de paracetamol, ya que “el paracetamol en altas dosis puede ser hepatotóxico”. “Hay que monitorizar su consumo”, señala a Maldita Ciencia.

Miguel Ángel Hernández, coordinador del Grupo de Trabajo sobre Fármacos de la semFYC, indica a Maldita Ciencia que “hay que ser muy prudentes, ya que cuatro gramos de paracetamol (al día) es la dosis máxima recomendada”.

“Cuatro gramos en algunas personas puede llegar a niveles de toxicidad si se toman otros medicamentos que se metabolizan por el hígado o se padece alguna enfermedad hepática que pueda alterar el metabolismo del paracetamol”, comenta. Además, recuerda que “no todas las personas tienen efectos secundarios (tras ponerse la vacuna) que requieran un analgésico”. En cualquier caso, si se decide tomar un paracetamol antes de recibir la vacuna, considera que una opción sería tomar una dosis de 650mg.

Rafael del Pino Casado, de la Asociación de Enfermería Comunitaria, cuenta a Maldita Ciencia que en la actualidad “la única evidencia disponible es para un gramo”. Pero, «teniendo en cuenta la hepatotoxicidad del paracetamol», considera que, si se hace una recomendación general, sería más seguro aconsejar el de 650mg. 

Normalmente la dosis de paracetamol se ajusta en función de la edad, el peso y las molestias del paciente

La Biblioteca Virtual Murciasalud, que depende de la Consejería de Sanidad de la Región de Murcia y es gestionada por el Centro Tecnológico de Información y Documentación Sanitaria, indica que la prescripción de paracetamol debe adaptarse de forma individual según el peso, la edad y las condiciones de salud del paciente. “En el caso de pacientes en riesgo de hepatotoxicidad la dosis de paracetamol debe ser más reducida”, afirma. 

Blanes confirma que la dosis de paracetamol habitualmente empleada en otras patologías se ajusta en función de la edad o peso corporal y de las molestias del paciente. En adultos y adolescentes de más de 15 años y peso superior a 50 kg “suelen emplearse de 325 a 650 mg cada 4 o 6 horas o de 500 a 1.000 mg cada 6 u 8 horas”. Además, recuerda que el paracetamol se puede tomar independientemente de las comidas, ya que no irrita el estómago a diferencia del ibuprofeno.

La dosis en adultos no debe exceder de 4 g al día y en niños, siempre es conveniente ajustar la dosis al peso”, indica a Maldita Ciencia Guadalupe Fontán, enfermera del Instituto de Investigación del Consejo General de Enfermería. Según cuenta, también se debe administrar con precaución y evitar tratamientos prolongados en pacientes con anemia, con afecciones cardíacas o pulmonares o con disfunción renal.

“De la misma manera, se debe tener mucha precaución en pacientes que consumen habitualmente alcohol (tres o más bebidas alcohólicas al día), ya que puede provocar daño hepático. En alcohólicos crónicos, no se debe administrar más de 2 g al día de paracetamol”, señala.

Blanes añade que hay situaciones en las que se debe tener especial precaución: “Por ejemplo, si bien en ningún caso está indicado tomar alcohol mientras se está en tratamiento con medicamentos, en el caso del paracetamol esto cobra mayor importancia. Resulta peligroso mezclarlo con alcohol porque ambos se eliminan por vía hepática, lo que incrementaría la toxicidad hepática del paracetamol y el riesgo de sufrir efectos adversos”. 

Las mentiras embarran el debate público y pueden ser peligrosas para la salud. La información verificada sobre el COVID-19 marca la diferencia. La verificación está bajo ataque. Si nuestro trabajo te es útil y crees que es más necesario que nunca, pincha aquí para hacerte Embajador/a y ayúdanos a luchar contra los bulos de la pandemia.

Fact-checkers de más de 70 países nos hemos unido para luchar contra las mentiras y la infodemia que ha traído consigo la pandemia de coronavirus. Puedes consultar los desmentidos en la base de datos CoronaVirusFacts del International Fact-Checking Network (IFCN) .


Primera fecha de publicación de este
artículo: 08/04/2021


Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *