Hacienda y las declaraciones de la renta a los contribuyentes con varios pagadores

Desde el 7 de abril nos encontramos en campaña de la declaración de la renta del periodo 2020. Sin embargo, como cada año, vuelve a surgir la duda de si pagan más en la declaración

Desde el 7 de abril nos encontramos en campaña de la declaración de la renta del periodo 2020. Sin embargo, como cada año, vuelve a surgir la duda de si pagan más en la declaración de la renta aquellas personas que tienen más de un pagador que las que tienen uno solo.

Si en 2020 nuestra renta ha alcanzado los 22.000 euros, estaremos obligados a presentar la declaración de la renta. No obstante, hay excepciones: si tenemos más de un pagador, y hemos cobrado 14.000 euros anuales, también debemos presentarla si sumando el segundo y el resto de los pagadores, hemos obtenido una cantidad por encima de los 1.500 euros anuales. Entonces, ¿quiere decir que Hacienda “castiga” a quienes tienen dos o más pagadores? No, los expertos aseguran que se paga lo mismo pero al hacer la declaración de la renta puede que les salga a pagar como ajuste por haber pagado menos retenciones del IRPF durante el transcurso del año.

Que tengamos la obligación de hacer la declaración de la renta no significa que tengamos que pagar más

El pago del IRPF es el mismo, “tengas uno, dos o cuarenta pagadores, el impuesto se liquida de acuerdo con las normas del impuesto para el año y no se paga más por tener dos pagadores” indica Carlos Cruzado, presidente del sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) a Maldita.es. “Hay una obligación que cambia al tener dos pagadores que es que baja el límite para declarar de 22.000 a 14.000 euros, pero no quiere decir que vayas a pagar más, vas a pagar lo mismo», explica Cruzado.

Lo que ocurre es que aquellas personas que tengan más de un pagador, estarían pagando un IRPF más reducido mensualmente a lo largo del año, porque, mayoritariamente, cada empresa hace un cálculo de las retenciones como si fuese el pagador principal. Por lo que, probablemente, les toque pagar más que a otra persona con un único pagador, que ha estado pagando un porcentaje más alto de retención. Esto significa, como indica Cruzado, que “vas a compensar lo que no has tenido en las retenciones, mes a mes, que es lo que pasa ahora con los ERTEs. Con lo cual, gente que normalmente no paga, e incluso tiene una devolución cuando hace la declaración, es posible que este año tenga que pagar porque no ha sufrido esa retención durante los meses que ha estado en el ERTE, pero no vas a pagar más impuestos”, insiste el presidente de Gestha.

Decir que una persona paga más por tener dos pagadores o más “es un mito equivocado muy extendido sobre el IRPF” afirma Pablo Olmos, administrativo del cuerpo general de la Administración General del Estado y maldito que nos ha prestado sus superpoderes. Lo que sucede es que cuando hay varios pagadores las retenciones que realiza el segundo y siguientes pagadores suelen ser menores de lo que deberían, por lo que cuando llega la época de realizar la declaración de impuestos, hay que regularizar lo que no se pagó con anterioridad y suele salir a pagar una cantidad mayor que al trabajador con un único pagador”. No obstante, aclara que el tipo impositivo es el mismo.

Pilar Quintana, técnica de Hacienda, lo expone con dos ejemplos: “una persona que trabaja todo el año en una empresa y cobra 20.000, y mes a mes le retienen lo que tendría que pagar, no está obligado a presentar la declaración porque solo con eso saldría cero. Tendría que presentarla si tiene otros ingresos que le obligan: arrendamientos, capital mobiliario que exceda límite, etc, o quiera aplicarse deducciones”. 

Por otro lado, tenemos a otra persona que trabaja “en dos sitios y gana 10.000 y 10.000, gana 20.000, igual que el anterior, pero las empresas no le retienen lo suficiente porque no llega al mínimo”. Esta sí estaría obligada a presentar la declaración de la renta, “porque de otra manera no pagarían impuestos por un rendimiento igual al que sí los paga porque trabaja en una sola empresa y le retienen mes a mes”, indica Quintana a este medio. 

Cuando hay un solo pagador, “Hacienda sabe perfectamente el importe de los rendimientos del trabajo y sabe que la retención se ajusta prácticamente a la cuota final, mientras que en los casos con más de un pagador, puede que no lo controle” declara la profesora de Derecho Financiero y Tributario de la Universidad Complutense, Rosa María Galán. Incluso, Cruzado apunta a que “aunque tengas la obligación de declarar no significa que tengas que pagar, hay un número importante de gente que, llegando a los 14.000 euros, van a tener que declarar pero no van a tener que pagar nada de impuestos”.

Asimismo, hay que tener en cuenta que el impuesto de la renta es progresivo, “por eso paga más el que cobra 20 que el que cobra 10, y la retención es distinta”, declara Quintana.

El resultado de la declaración de la renta también dependerá de las circunstancias en las que nos encontremos

Si te sale a devolver, significaría que has pagado de más, en cambio, si te toca pagar, quiere decir que los pagos han sido inferiores al IRPF a liquidar por las rentas obtenidas. Que nos salga a pagar o devolver, dependerá de varios factores, además de las retenciones que hayamos tenido a lo largo del año. 

Como indica Cruzado, “se tienen que ajustar tus retenciones a la fórmula de la Agencia Tributaria que prácticamente lo ajusta a tus circunstancias para el pago del impuesto”. En este caso, hay que tener en cuenta las ventajas fiscales como las deducciones en función del número de hijos o personas con discapacidad a cargo, por maternidad, por inversión en vivienda habitual o por donativos y otras aportaciones, entre otras, que disminuyen el impuesto a liquidar. 

También existen las reducciones, como por ejemplo, por pensiones compensatorias a favor del cónyuge, por pensiones alimenticias a los hijos, etc.

Las personas que tengan un solo pagador y ganen más de 14.000 euros pero no alcancen los 22.000 podrían beneficiarse al no realizar el ajuste del IRPF por no estar obligadas a presentar la declaración de la renta

Como hemos mencionado, aquellas personas que, teniendo un solo pagador, no alcancen los 22.000, no están obligadas a hacer la declaración de la renta. En este caso, puede darse que el IRPF que han pagado durante el año sea inferior al que le corresponde y saldrían beneficiadas al no realizarse un ajuste en la declaración de la renta.

Aún cumpliendo el requisito de estar por debajo de los 22.000 euros, “puede darse la circunstancia de que si haces el borrador te salga a pagar», indica Galán, pero “Hacienda renuncia a ese pago que sería una cantidad pequeña, porque les supone más costo la tramitación de la declaración que lo que va a cobrar por la misma ya que, ante una avalancha de millones de declaraciones, renuncia a aquellas en las que la cuota va a ser muy pequeña”

No obstante, esto no implica que si quieres hacerlo no presentes la declaración, aunque el programa de Hacienda te diga que no estás obligado, “tú decides si lo quieres pagar, o en el caso de que te salga a devolver, también puedes pedirlo”, apunta Galán a este medio.

Para evitar pagar más en la declaración de la renta, Gestha recomienda incrementar cada mes las retenciones del IRPF 

No solo las personas que tengan dos o más trabajos pueden encontrarse en la circunstancia de que les salga a pagar en la declaración de la renta para ajustar las retenciones que no ha pagado a lo largo del año. También se pueden encontrar en esta situación aquellas personas que el pasado año se viesen afectadas por una ERTE y tuviesen dos pagadores: su empresa y el Servicio Estatal Público de Empleo (SEPE). Por lo que puede ser que trabajadores que no estuviesen obligados a presentar la declaración de la renta en años anteriores, por cobrar menos de 22.000 euros de un solo pagador, tengan que hacerla este año por tener dos pagadores porque el segundo, el SEPE, les haya ingresado más de 1.500 euros.

En agosto de 2020, Gestha ya recomendó a los trabajadores afectados por un ERTE que solicitasen al SEPE una retención del IRPF o que sus propias empresas realizasen un ajuste “para evitar ‘sustos’ en la declaración de la renta.

Esto se debe a que, como os explicamos en Maldita.es, el Servicio Público de SEPE no retiene el IRPF en la mayoría de casos, por lo que el contribuyente tendrá que compensar esto de golpe en la declaración de la renta. De esta forma, se estaría pagando lo mismo, pero en lugar de pagarlo de una sola vez, se distribuiría mensualmente.

Aquellas personas que no hayan estado en ERTE pero tengan dos o más pagadores también podrán incrementar el IRPF que pagan mensualmente “comunicando al segundo pagador que te retenga más, con lo cual al hacer la renta no te saldrá el exceso y no te dará el susto” como indica Luis Do Campo, subinspector de Hacienda retirado y maldito que también ha querido prestar sus superpoderes.

Sin embargo, esto no puede hacerse a la inversa: es decir, no podemos pedir una reducción del IRPF. Precisamente por este motivo “se baja el límite a 14.000 euros cuando hay más de un pagador, para evitar que alguien pudiera pagar mucho menos, porque si el límite sigue siendo 22.000, las personas que están en ese intervalo entre 14.000 y 22.000, no presentaría una declaración y pagaría mucho menos que quien tuviese un solo pagador, que tendría una retención mayor”, expone Cruzado.

No obstante, si te toca pagar en la declaración de la renta, tienes la opción de hacerlo en dos veces: el 60% en el momento de presentar la declaración y el 40% restante se podrá pagar hasta el 5 de noviembre de 2020. Mientras que si has estado en ERTE, podrás fraccionar el pago en 6 meses.

En este artículo han colaborado con sus superpoderes los malditos Pablo Olmos, administrativo del cuerpo general de la Administración General del Estado y Luis Do Campo, subinspector de Hacienda retirado.

Gracias a vuestros superpoderes, conocimientos y experiencia podemos luchar más y mejor contra la mentira. La comunidad de Maldita.es sois imprescindibles para parar la desinformación. Ayúdanos en esta batalla: mándanos los bulos que te lleguen a nuestro servicio de WhatsApp, préstanos tus superpoderes, difunde nuestros desmentidos y hazte Embajador.


Primera fecha de publicación de este
artículo: 09/04/2021


Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *