Cómo es la pensión vitalicia de los expresidentes de la Generalitat de Cataluña que acaba de pedir Artur Mas

Se ha hablado de que Artur Mas, expresidente de la Generalitat de Cataluña, ha pedido la pensión como ‘expresident’ y está cobrando una pensión de 7.662 euros al mes, como afirma este artículo de Vozpópuli.

Se ha hablado de que Artur Mas, expresidente de la Generalitat de Cataluña, ha pedido la pensión como ‘expresident’ y está cobrando una pensión de 7.662 euros al mes, como afirma este artículo de Vozpópuli. La Generalitat ha confirmado a Maldita.es que es así: esta pensión es un derecho de los expresidentes de esta comunidad autónoma, una vez cumplen los 65 años, y su cuantía es igual al 60% del sueldo del ‘president’ actual.

Los expresidentes de la Generalitat de Cataluña tienen derecho a una pensión vitalicia una vez lleguen a los 65 años de edad, como recoge el estatuto de los expresidentes de la Generalitat de 2003. La vicepresidencia de la Generalitat de Cataluña ha confirmado a Maldita.es que Mas la ha solicitado y la está cobrando, al igual que otro ‘expresident’: Pasquall Maragall.

Los otros ‘expresidents’ de la Generalitat con más de 65 años, Jordi Pujol y José Montilla, no la cobran: José Montilla porque fichó por la empresa energética Enagás (y la pensión es incompatible con la actividad en la empresa privada) y Jordi Pujol renunció a ella en 2014 tras comunicar a varios medios que había tenido dinero irregularizado en el extranjero.

La cuantía de esta pensión es, según el estatuto, “igual al 60% de la retribución mensual que corresponde al ejercicio del cargo de presidente o presidenta de la Generalitat”. El sueldo del presidente de la Generalitat, según el documento de retribuciones de miembros del Govern y de los altos cargos de Cataluña, es de 153.235,5 euros anuales: 12.769,62 al mes. El 60% de esta cifra es la indicada en el artículo de Vozpópuli: 7.661,77 euros al mes. Si el salario del ‘president’ varía, también lo harán las pensiones de Artur Mas y Pasquall Maragall.

Eso sí, esta pensión es incompatible con la actividad privada, excepto en los casos marcados en la Ley del régimen de incompatibilidades de los altos cargos al servicio de la Generalidad:

  • Administrar su patrimonio personal o familiar, siempre que el expresidente junto con sus cónyuges, convivientes o hijos, no tengan más del 10% de la participación en empresas o entidades que puedan tener contratos con el sector público.
  • Participar en seminarios, cursos, conferencias, coloquios y programas de medios de comunicación social o en centros oficiales de formación de las administraciones públicas catalanas.
  • La producción y creación de obras literarias, artísticas, científicas o técnicas.
  • La participación en entidades sin ánimo de lucro.

Los expresidentes catalanes también tienen derecho a una asignación mensual después de ser presidentes, que no es vitalicia ni compatible con la pensión

Los expresidentes catalanes pueden solicitar otra asignación mensual según el artículo 2 de su estatuto. Es superior a la pensión vitalicia: corresponde el 80% del sueldo del president, pero no es vitalicia: sólo se puede percibir por un tiempo equivalente a la mitad del que estuvo al frente de la Generalitat de Cataluña, y deben haber cumplido una legislatura entera.

Artur Mas fue president durante cinco años, por lo que pudo recibir esta prestación durante 2 años y medio. Además, la vicepresidencia de la Generalitat ha confirmado a Maldita.es que Quim Torra la está cobrando en la actualidad.

Esta dotación es similar a la que pueden pedir los exmiembros del Gobierno de España, que también tienen derecho a cobrar una indemnización equivalente al 80% de su sueldo durante un máximo de dos años.

Como ya te contamos en Maldita.es, Pablo Iglesias la ha solicitado tras dejar su cargo, al contrario que Salvador Illa, que no la pidió ni cobró después de dimitir como ministro de Sanidad para ser candidato del PSC a las elecciones catalanas.

El País Vasco también ofrece pagas vitalicias a sus expresidentes

Cataluña no es la única comunidad autónoma en la que existe una pensión vitalicia para sus expresidentes: en País Vasco tienen derecho a cobrar el 50% de lo que cobra el lehendakari cuando cumplen 65 años siempre que hayan estado al menos dos años en el cargo [pág. 10]. El sueldo actual de un lehendakari es de 7.558,97 euros al mes, por lo que un exlehendakari tiene derecho a 3.779,48 euros mensuales.

Felipe González creó una paga para los expresidentes del Gobierno de España en 1992

Como ya te contamos en Maldita.es, Felipe González creó en 1983 el Estatuto de los expresidentes para asignar a quien hubiera ejercido como presidente «unas prerrogativas y unos medios de asistencia» dignos de ese puesto. En ese decreto, se incluyó una dotación para «gastos de oficina, atenciones de carácter social y, en su caso, alquileres de inmuebles«. 

Todas las atenciones recogidas en esta ley tenían una validez de cuatro años desde que se abandonaba la Presidencia y la dotación era un importe fijo de unos 15.000 euros (2 millones y medio de pesetas).

Sin embargo, González reformó el Estatuto en 1992 para que esa dotación fuera vitalicia y que el importe se fijara completamente a través de los Presupuestos Generales del Estado.González nunca ha querido hablar de «pensión» sino de «asignación» o «dotación». Pero, como ya ha informado Maldita.es, en la redacción del Estatuto se concretó a qué se debía destinar el uso de esta dotación, pero no se incluyó la exigencia de justificación de los gastos.

Por lo tanto, los expresidentes pueden utilizar ese dinero como quieran sin que exista ningún tipo de control. Actualmente están cobrando 74.580 euros al año y el propio González desde 1996 hasta ahora ha cobrado ya más de 2 millones de euros.


Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *