Bulos y desinformaciones sobre Correos y el voto por correo con los que te la pueden intentar colar en las elecciones a la Comunidad de Madrid del 4-M

La convocatoria de unas elecciones supone la llegada de bulos que aseguran que se va a producir un fraude en el voto por correo. Es algo que ya ocurrió en España durante las elecciones generales

La convocatoria de unas elecciones supone la llegada de bulos que aseguran que se va a producir un fraude en el voto por correo. Es algo que ya ocurrió en España durante las elecciones generales del 28 de abril de 2019 y las del 10 de noviembre del mismo año, además de en otros países como Estados Unidos en noviembre de 2020. Ahora, con motivo de las elecciones a la Comunidad de Madrid del próximo 4 de mayo, vuelven a circular teorías sin pruebas sobre Correos y sobre el voto por correo.

Son desinformaciones que se mueven en forma de vídeos, imágenes o audios alertando a la población sobre supuestos engaños en el voto y sembrando dudas sobre la fiabilidad y seguridad del sistema electoral español, así como de la entidad postal. Unos contenidos que, teniendo en cuenta el aumento en la demanda del voto por correo en elecciones recientes como las catalanas ante la pandemia de la COVID-19, suponen un caldo de cultivo perfecto para este tipo de bulos. Por ello, en Maldita.es recopilamos bulos, desinformaciones y datos sobre Correos y el voto por correo.

Se está haciendo viral en redes sociales un contenido que asegura que Enrique Ramírez Palacín, a quien señalan como “íntimo” del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha sido “recolocado en secreto” en la Dirección General de Sistemas Informáticos y Dirección de Tecnología de Correos. Pero es un bulo. 

Ramírez Palacín lleva en el cargo de CIO (director de sistemas de información, por sus siglas en inglés)- Director de Organización, Tecnología e Innovación desde octubre de 2018, como puede verse en la web de Correos y en su perfil de LinkedInEsto mismo ha sido confirmado por Correos a Maldita.es y también podemos verlo en otras publicaciones en prensa. Anteriormente, ocupó el puesto de Subdirector de Organización y Tecnología de Correos Express, la empresa de paquetería urgente del Grupo Correos.

Cuando faltaba menos de una semana para las elecciones del 4 de mayo a la Comunidad de Madrid, comenzaron a circular fotos de tickets de Correos en los que le atribuyen «votos emitidos» a personas que han enviado un paquete o una carta a través de este servicio postal, pero que no han votado. Algunas de las personas que compartieron esos tickets aseguraban que ni siquiera estaban censadas en Madrid, por lo que no podrían votar en esa comunidad. Una situación que se usó para decir que se estaba cometiendo un «fraude electoral» o un «pucherazo» y que se estaba violando la Ley Orgánica de Protección de Datos al entregarle el «código de votación» a otra persona. Desde Correos aseguraron que se trataría de casos puntuales en los que una persona ha votado y no se ha impreso el ticket de caja, por lo que la operación habría salido registrada en el ticket del siguiente cliente. Y añadieron que esos tickets no tienen validez legal ni «efecto alguno en el proceso del voto por correo».

Después de las cartas con amenazas de muerte que recibieron la directora de la Guardia Civil, María Gámez, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y el secretario general de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, comenzó a circular por redes sociales un tuit supuestamente escrito por Correos. Según la captura que se compartía entonces, por la que nos habéis preguntado a través de nuestro chatbot de WhatsApp (+34 644 229 319), la entidad postal habría tuiteado que la misiva “no ha sido gestionada por ellos”. 

Es un montaje. El supuesto tuit no ha sido publicado en la cuenta oficial de Correos ni hay rastro de la publicación en versiones archivadas. Además el departamento de prensa de Correos dijo a Maldita.es que la captura «es falsa».

Alternativa Sindical, el sindicato profesional de seguridad privada, ha asegurado en los últimos días que la imagen del escáner con los sobres con balas dirigidos al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska; a la directora de la Guardia Civil, María Gámez y al candidato de Podemos a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Pablo Iglesias, publicada por Correos, podría estar manipulada, puesto que la imagen les resulta «familiar» e indican que ya la han visto anteriormente en “los programas de entrenamiento” que los vigilantes de seguridad realizan “cada seis meses en el aeropuerto”. Pero no hay pruebas de ello.

El sindicato, aunque asegura haber visto la imagen en estos cursos de formación, no aporta pruebas de que así sea. Correos, por su parte, declara que la imagen publicada es real y que no se ha superpuesto ninguna imagen a la original. La Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) indica que las imágenes de escáner que utiliza para examinar a los vigilantes de seguridad del aeropuerto «son muy similares entre sí», motivo por el que la imagen puede resultar familiar al sindicato. Asimismo, el Ministerio del Interior no ha querido pronunciarse. 

Durante las elecciones del 28 de abril de 2019, circuló por redes sociales un mensaje que alertaba de un fraude electoral porque «la gente que aparece en el voto por correo aparece también en las listas del voto presencial». Además decía que era “la primera vez que se hace así”. Sin embargo, ni era la primera vez que la gente que solicita el voto por correo aparece en las listas de voto presencial ni eso supone ningún fraude. 

Las personas que reciben el certificado para votar por correo sí aparecen en las listas de voto presencial, pero al lado de sus nombres aparece una C para identificarlas y que no puedan votar dos veces, tal y como lo afirmó a Maldita.es tanto la Junta Electoral Central como el Instituto Nacional de Estadística (INE), organismo del que depende la oficina del censo electoral. También el INE aseguró que no es la primera vez que en las listas de los colegios electorales aparecen los nombres de los votantes por correo acompañados por una C para identificarlos, sino que «hace bastantes procesos electorales que se viene haciendo».

En los últimos días se ha hecho viral un tuit asegurando que “Correos acaba de publicar el porcentaje de votos emitidos a fecha de hoy, para evitar sustos de última hora”. Al tuit le acompaña una gráfica indicando que el PSOE habría obtenido el 60% de los votos por correo, Podemos el 25%, el PP el 10% y Vox el 5%. Pero es un bulo: los sobres de los votos no se abren hasta el mismo día de la votación y se cuentan en conjunto con los votos presenciales. Por lo que esta estadística es imposible realizarla incluso el día de las elecciones. Esos votos se cuentan con todos los demás y no de forma separada. Por su parte, Correos sólo ha publicado las cifras de solicitudes de voto por correo, así como los votos enviados por este medio pero no el porcentaje de votos por correo que ha recibido cada partido, ya que los sobres permanecen cerrados hasta el día de la votación. Además, el propio usuario que publicó el tuit reconoció más tarde que era “una denuncia irónica”.

Meses más tarde, en las elecciones generales del 10 de noviembre de 2019, circularon una serie de vídeos y otros contenidos en redes sociales que decían o insinuaban que el hecho de que no te pidan el DNI en Correos al emitir el voto por correo es parte de un «pucherazo» y que es algo nuevo para favorecer el fraude electoral. Se trataba de un bulo.

Desde 1985, la Ley Orgánica 5/1985 del Régimen Electoral General (LOREG) no exige que se pida el DNI al entregar el voto en Correos, algo que en 1991 la Junta Electoral Central también acordó. Además, una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura de 2003 dictaminó que era legal no identificar a quien entrega el voto por correo. Además, Correos afirmó a Maldita.es que se rigen por la LOREG y que ya identifican dos veces al elector: cuando pide la solicitud del voto por correo y cuando se le entrega la documentación del mismo.

Circula en redes sociales un vídeo en el que Rafael Palacios, quien es presentado como fundador de la Asociación Plataforma de Elecciones Transparentes, asegura que “desde el año 2016 la Guardia Civil ya no custodia las sacas de los votos” en referencia a los votos por correo, motivo por el que plantea que podría dar lugar a un fraude electoral. Pero es un bulo que la Guardia Civil haya dejado de custodiar los votos por correo en 2016: desde el cuerpo aseguran que nunca han hecho custodia de los votos que llegan por correo, tal y como podemos comprobar en el artículo 73.4 de la LOREG que especifica que los custodia el «Servicio de Correos». Este artículo, desde su entrada en vigor en 1985, sólo ha sido modificado una vez para añadir que los sobres recibidos después de las 20 horas del día de la votación “se remitirán a la Junta Electoral de Zona”. De igual forma, desde Correos indican a Maldita.es que se trata de un contenido falso.

También en las últimas elecciones generales se viralizó un vídeo que alertaba de un supuesto fraude electoral llevado a cabo por Pedro Sánchez por el que se habrían dejado de contabilizar «por separado» los votos por correo y los presenciales para alterar los resultados. Pero era un bulo: los votos por correo se introducen en las urnas junto con los presenciales cuando cierran los colegios electorales y se contabilizan ambos al mismo tiempo. Esto ha sido así desde que se aprobó la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG) en 1985.

La LOREG establece en su artículo 88 que, después de anunciar a las 20:00 que se va a concluir la votación, el presidente de la mesa electoral «procede a introducir en las urnas los sobres que contengan las papeletas de voto remitidas por correo». Esto no es nada nuevo, puesto que ya se establecía así en la ley original de 1985.

Un bulo recurrente que vuelve cada vez que se producen unas elecciones en España es el que afirma que se está produciendo un fraude electoral. En estas desinformaciones se acusa directamente a la empresa Indra, la encargada de transmitir los datos provisionales en la mayoría de las elecciones desde la democracia. Sin embargo, el recuento de votos no depende de Indra sino de los miembros de la mesa electoral: presidente y vocales.

Los bulos se centran en la capacidad que tendría Indra de manipular el número de votos obtenido por un partido político tras el cierre de las urnas, a las 20:00 horas, pero esto no es posible porque la empresa no se encarga de contar esos votos. Cuando los colegios cierran, son los presidentes y vocales de las mesas electorales quienes cuentan los votos, bajo la más que atenta supervisión de interventores y apoderados de los partidos que estén acreditados. 

El conteo obtenido se hace constar en las actas de escrutinio y de sesión y de estas se entrega una copia a los representantes de la Administración, a los representantes de candidatura, interventores o apoderados, dos copias al Juzgado de Primera Instancia o de Paz y otra a un empleado de Correos. Estos resultados provisionales son enviados por los representantes de la Administración de manera telemática al centro de datos de la empresa que haya ganado la licitación que, en este caso, sería Indra.

También durante los comicios del 10 de noviembre de 2019, se compartió un vídeo que comparaba el aumento del voto por correo desde las elecciones generales del año 2000 hasta las elecciones generales de abril de 2019 con la bajada en votos a partir de 2011 del voto CERA (Censo Electoral de los Residentes Ausentes, aquellos que residen fuera de España por más de un año) pese al aumento del número de electores CERA. Con este argumento, se afirmaba que en abril de 2019 se produjo un fraude en el voto por correo, asegurando que había personas votando por correo en lugar de los electores en el extranjero. Era un bulo.

Tal y como se especifica en el artículo 31 de la Ley Orgánica 5/1985, de 19 de junio, del Régimen Electoral General (LOREG), existen dos censos electorales distintos: el censo de los residentes en España y el censo de los electores residentes-ausentes que viven en el extranjero. Como ya explicamos en Maldita.es, nadie en el censo CERA puede pedir el voto por correo normal y nadie que aparezca en el censo CERA está en el censo de la mesa donde introducen el voto por correo normal en la urna. Los electores CERA pueden votar en urna en el consulado o por correo postal a ese consulado. Si opta por votar por correo al consulado, ese voto se considera CERA al igual que los votan en urna en el consulado y no voto por correo normal.

En las elecciones generales de abril de 2019, una persona difundió un vídeo señalando un supuesto «pucherazo». En este vídeo hacía un cálculo sobre un trasvase de votos y llegaba a una conclusión: las cuentas no salían y la razón era que el voto por correo estaba manipulado. Sin embargo, se trataba de un error en los cálculos

En su supuesto fraude electoral se presuponía erróneamente que en 2016 y 2019 votaron la misma cantidad de gente y buscaba un ajuste de trasvase de votos de unos partidos a otros, por lo que, obviamente, no salían las cuentas. El problema era que se había olvidado de tener en cuenta la participación ya que en abril de 2019 hubo más de 2 millones de nuevos votos que en las anteriores elecciones. Por lo que no hubo ninguna manipulación en el voto por correo. 

También se movió en los comicios de abril del 2019 un vídeo relacionado con el voto por correo. Se difundió como si hubiese ocurrido durante esas elecciones con el siguiente texto: “pillan a una mujer de izquierdas con un taco de solicitudes de voto por correo”. Sin embargo, ni el vídeo era del 28 de abril ni tenía que ver “con la izquierda”. Era de 2015 y estaba relacionado con el Partido Popular de Melilla.

En las imágenes se veía a una mujer increpando a otra por supuestamente entregar “un tocho de votos” a una funcionaria de Correos. En ese momento, seguidores de Coalición por Melilla acusaron a miembros del PP de haber depositado “40 o 50 votos” en Correos y de intentar “una compra masiva de votos por correo”. Sin embargo, el presidente de la Ciudad Autónoma de Melilla, el popular Juan José Imbroda, afirmó que lo que se hizo fue “depositar votos legalmente que habían sido previamente depositados en la sede del Partido Popular”. 

Este vídeo también circuló durante las elecciones del 10 de noviembre de 2019.


Primera fecha de publicación de este
artículo: 17/03/2021


Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *