El bloqueo de Twitch en España: ¿qué pasa cuando una operadora impide el acceso a una web?

Categorías Infraestructura Recursos utilizados Hablar con la fuente involucrada Expertos Estaba el equipo de Maldita.es transmitiendo en directo en Twitch cuando algunos usuarios empezaron a avisarnos de que no nos veían y que, a pesar

Categorías

Infraestructura

Recursos utilizados

Hablar con la fuente involucrada

Expertos

Estaba el equipo de Maldita.es transmitiendo en directo en Twitch cuando algunos usuarios empezaron a avisarnos de que no nos veían y que, a pesar de que podían seguir comentando cosas a través del chat, el reproductor mostraba un error. Muchos usuarios pensaron que simplemente se había caído la plataforma. Horas más tarde, hemos podido confirmar que los fallos de la plataforma se debían a una orden dada por las operadoras.

Desde una de las operadoras han confirmado a Maldita.es que los fallos en la plataforma se debieron a una orden por parte de Telefónica Audiovisual de retirar un dominio que estaba retransmitiendo contenido pirateado. Dado que el dominio afectado no era directamente ‘twitch.tv’, la página seguía funcionando, pero muchos de los directos se vieron afectados a pesar de el corte tendría que haber estado dirigido a una emisión en concreto. La razón por la que esta intervención afectó a tantas retransmisiones no está muy clara todavía, de ahí que se tuviera que levantar el bloqueo para no seguir afectando a los directos.

Para los que os preguntáis cómo funciona este proceso, os resumimos que las operadoras tienen potestad para bloquear directamente webs en algunos supuestos. En este caso concreto, además entra en juego una sentencia de febrero que permite a Telefónica Audiovisual avisar al resto de operadoras de que tienen que bloquear el acceso a un sitio web si detectan que se está transmitiendo ilegalmente contenido de su plataforma de pago.

La sentencia que permite a Telefónica Audiovisual decir a otras operadoras qué sitios hay que bloquear

Las operadoras pueden limitar o impedir el acceso a un sitio web concreto, pero este es un proceso que necesita ir acompañado de una orden judicial. En el caso de Twitch se ha debido a una infracción de contenido audiovisual y que no ha requerido una resolución judicial porque se acoge a una sentencia de febrero de 2020.

Un juzgado mercantil de Madrid resolvió que Movistar, Vodafone, Orange, MasMóvil y otras operadoras tendrían que bloquear el acceso a webs que emitieran contenido pirata de fútbol entre 2019 y 2022 (por cada temporada de LaLiga) y que identificara Telefónica Audiovisual (la empresa al frente de Movistar+). Esta es la que habría permitido que se registrara una retransmisión en Twitch pirata y se diera la orden de bloquearla.

David Maeztu, abogado especializado en tecnología y telecomunicaciones, explica a Maldita Tecnología que la anécdota de Twitch “pone en evidencia un modelo de funcionamiento” criticable: “la imposibilidad por parte de cualquiera que no sean ellas [las operadoras] de cuestionar lo que están haciendo”.

Lo que nos explica es que esta sentencia concreta salió de una demanda de Telefónica Audiovisual contra Telefónica y otras operadoras, por lo que de cierta manera se produce un “conflicto de intereses” de cara al resultado: si ambas partes buscan lo mismo, es más fácil que la resolución sea favorable a sus intereses.

A juicio de este especialista, lo que pone sobre la mesa la cascada de errores en los directos de Twitch es que si se permite una orden como esta (sin necesidad de intervención judicial) para atajar la piratería en los programas de fútbol, ¿qué impide que el día de mañana se haga con otros temas como el cine, la música o cualquier otro ámbito?

“El efecto real es que ellos dentro de una resolución judicial generada de forma artificial se dotan de un marco de operación tan amplio que no tienen que preguntar si el nuevo canal de Twitch infringe la propiedad intelectual, sino que lo dan por decidido y lo están marcando ellos. Mañana puede ser eso o puede ser otra cosa”, recalca.

Cómo pueden las operadoras interferir en una página web

Las operadoras pueden bloquear el acceso a una página web porque todo nuestro tráfico en internet pasa por su infraestructura de servidores: al buscar algo o entrar en un sitio web desde nuestro navegador estamos haciendo una “petición” a una dirección IP concreta. Las operadoras son las que reciben y pasan esa petición al destino final. Si quieren bloquear un dominio concreto, basta con negar ese acceso.

¿Por qué funcionaban los directos si nos conectábamos con una VPN? Lo que hace esta red virtual privada es enmascarar esa petición, haciendo que parezca que viene de otro servidor distinto al nuestro, el que nos da nuestra operadora. Con una VPN, podemos hacer que parezca que estamos conectados desde otro país, por ejemplo. De ahí que si una página está bloqueada solo en España, en teoría se podrá acceder a ella desde otro punto fuera del territorio.

Sin embargo, la cuestión está en analizar por qué hay que recurrir a estos métodos técnicos para acceder a un contenido que no está incumpliendo ninguna norma, aunque sea por un fallo como el que causó el semi-apagón de Twitch y el hecho de que compañías privadas puedan cortar el acceso a una web (con una posible vulneración de los derechos fundamentales de la libertad de expresión e información), sin control judicial. 

“Lo importante es que nos muestra cómo están controlando lo que vemos, decidiendo qué podemos ver y qué no sn que haya una supervisión de jueces”, concluye Maeztu.




Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *