El fiscal solicita que se confirme la condena a Serra (Tenemos la posibilidad de) al «no existir inquietudes de su responsabilidad y agresividad»

MADRID, 19 (EUROPA PRESS) La Fiscalía ha pedido al Tribunal Supremo que desestime el recurso de casación presentado por la defensa de la representante nacional de Tenemos la posibilidad de y número dos de la


MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

La Fiscalía ha pedido al Tribunal Supremo que desestime el recurso de casación presentado por la defensa de la representante nacional de Tenemos la posibilidad de y número dos de la candidatura de UP el 4M, Isa Serra, contra la condena a 19 meses de prisión impuesta por formar parte en los altercados que se generaron en el vecindario de Lavapiés en el transcurso de un desahucio que sucedió el 31 de enero de 2014.

Durante la vista, el fiscal ha recordado que siete personas fueron juzgadas y condenadas por exactamente los mismos hechos. Según ha contado, la diligencia policial ante ese desahucio se dirigió «con determinada normalidad» pero en el instante en que iba a dejar la zona la Policía Local un grupo lanzó contra los agentes elementos concluyente, «con daños a un agente y en el furgón». «Fueron hechos de determinada gravedad y quienes declararon fueron testigos directos y víctimas», ha apuntado.

En verdad, en el juicio declararon una decena de agentes, la mitad reconocieron a Serra como «una de las instigadores de esas protestas, la que más insultaba, la que llevaba la voz cantante». Otro agente dijo que la había visto pero no publicar objetos, tres agentes no la reconocieron y otro sí pues la acusada «se hacía denotar».

El gerente del Ministerio Público ha apuntado que dichas afirmaciones de los agentes fueron «precisas, visibles y contundentes, corroboradas por el informe de daños, vídeos e imágenes».

«La acusada se integró en los conjuntos, profirió insultos particularmente a una agente municipal, a quien le dijo: ‘Eras cocainómana, mala madre, hija de puta, no te quieren ni tus propios compañeros’. A otra agente le llamó ‘hija de puta, zorra, que te follas a todos y cada uno de los policías, sinvergüenza, si fuera tu hijo tenía que coger un arma y pegarte un tiro'», ha relatado.

Por consiguiente, el fiscal cree que los agentes fueron «insultadas por una manera feroz por esta joven de 24 años», en referencia a la actual representante de Podemos. «Estas oraciones ponen de manifiesta la actitud combativa de la acusada, muy cerca de donde estaban los agentes», ha apostillado.

Además, durante la visión, el gerente fiscal ha aseverado que existen «pruebas de cargo suficientes». «No son una afirmaciones que pierdan en lo más mínimo de nada de credibilidad. La precisión de la hora es intrascendente. Siendo atacados en situación de acoso precisar unas situación así no es un apunte que se le pueda reclamar a esos agentes» ha esgrimido.

Asimismo cree que ha podido haber una «criba» de fotografías y vídeos que favorecieran a la Defensa de la acusada, a la que refuta también su razonamiento de que no se lanzaron elementos concluyente habida cuenta de las lesiones sufridas por una policía, con una conmoción a pesar de que llevaba casco en esa queja.

«Como conclusión, la decisión de los hechos probados es una prueba válida, bastante y valorada de manera lógica y racional. Se trató de un colectivo que tenía un mismo objetivo, agredir a los policía y ese conjunto los atacó con elementos concluyente. Siete aceptaron con conformidad las resoluciones. No existe ninguna duda de su compromiso: la acusada la voz cantante y que fue vista lanzando los elementos», ha concluido el fiscal, solicitando la desestimación de todos las causas del recurso.

DEFENSA: «SE HA VULNERADO SU PRESUNCIÓN DE INOCENCIA»

Por su parte, los abogados de la Defensa de Serra han insistido en que la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid vulneró su presunción de inocencia. «La prueba que se valoró de manera equivocada son las declaraciones de los agentes que intervinieron en calidad de testigos y en el atestado policial con el que se confirme la demanda», apuntan.

Los hechos sucedieron el 31 de enero de 2014. Según explican, ese día en la comisaría de la Policía Nacional de la calle Leganitos se relató lo sucedido en ese desahucio con «una corto mención que los agentes tuvieron que acordonar la región por unos cánticos, pero no se hace mención a la presencia de incidentes ni se solicita una investigación mayor».

Pero tres semanas después desde la Brigada de Información se abrió un atestado en la que dan cuenta los agentes que sucedieron una secuencia de agresiones por algunas personas encartadas, «que no son mentadas vistas a través de unos vídeos, en los que no se ven que realicen ningún acto delictivo».

El letrado de Serra ha insistido en que en ningún instante de la denuncia quedan reflejada las manifestaciones personalizadas de cada uno de los testigos y que además «hay cortapegados» de testimonios de varios agentes en el atestado.

Ahora en el juicio, aseguró que esos agentes brindaron «afirmaciones genéricas y poco específicas sin dar ningún dato más, ni precisar si la recurrente lanzó elementos o participó en las sentadas o no».

La defensa también indicó que, según testigos, los lanzamientos fueron de zapatillas, fruta o papeles de periódicos, no de elementos contundentes; y que la sentenciada se encontraba «sola, en actitud pasiva y pacífica, con las manos en los bolsillos y cuando semeja que hay un conato de conflicto, su reacción no es la de enfrentarse a los agentes, sino todo lo opuesto, huye».

El letrado de la dirigente de Tenemos la posibilidad de ha sostenido que también se ha vulnerado presunción de inocencia en el momento en que el fallo judicial apunta que ella Sala dió empujones a la Policía ni elementos concluyente. «La Policía no manifestó que ella propinara empujones. Tampoco se ve si hay objeto contundente», dijo.

En los vídeos y fotografías estaba un gorro de lana, fruta, un periódico y algún boli. También rebatimos que es imposible utilizar el condominio del hecho si es imposible situar a la acusada a lo largo de los combates con los agentes», concluye en sus alegaciones.

En unos días se va a conocer la resolución de este recurso de casación por parte del Tribunal Supremo. En caso de confirmarse la sentencia, fuentes de la formación morada afirman que Isa Serra proseguirá en la Reunión de La capital española, ya que fue escogida el 4 de mayo, por lo que podría ser nombrada representante de Unidas Podemos.

Recuerdan, en frente de otras fuentes jurídicas, que la sentencia condenatoria impuso a la miembro del congreso de los diputados regional elegida la inhabilitación al derecho al sufragio pasivo, lo que suponía la privación del derecho a ser escogida cargo público, es decir, no podría regresar a presentarse en 19 meses a unas elecciones, pero sí ejercer en cargo público porque ya fué elegida por los madrileños.


Source backlink

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *