¿Sirve de algo mover el brazo en círculos para reducir el dolor del pinchazo de la vacuna?

La vacunación contra la COVID-19 va a buena velocidad en España y cada vez son más personas las que han recibido uno de los dos pinchazos, si no los dos, que componen la pauta de

La vacunación contra la COVID-19 va a buena velocidad en España y cada vez son más personas las que han recibido uno de los dos pinchazos, si no los dos, que componen la pauta de inmunización contra la infección, o un solo pinchazo en el caso de la vacuna de Janssen. Para algunos apenas es una molestia, mientras que para otros puede suponer cierto dolor e hinchazón que busque cómo reducir.

Esta verificación ha sido realizada en el marco del proyecto #VacúnaTE que Maldita.es y la agencia de noticias Servimedia desarrollan contra la desinformación sobre las vacunas de la COVID-19 con el apoyo de Google News Initiative.

Por este motivo nos habéis preguntado cuál es la forma más eficaz de aliviar el dolor del pinchazo de una vacuna, y también si sirve de algo mover el brazo en círculos, como si fuera un molinillo. Una supuesta explicación para esto sería que al mover el brazo aumenta el flujo sanguíneo en la zona y eso ayudaría con el dolor y la inflamación, según explica este contenido por el que nos habéis preguntado.

¿Hay evidencias de la efectividad de este gesto? Lo cierto es que no.

Mover el brazo no es malo, pero no va a ayudar con el dolor

«El movimiento no tiene nada que ver con el posible dolor de brazo después de la vacuna», aclara el presidente de la Asociación Nacional de Enfermería y Vacunas, José Antonio Forcada, quien recomienda hacer vida normal tras el pinchazo. «El dolor se produce porque hay una agresión tisular: pinchas e inyectas un líquido, estás haciendo una presión, y eso puede producir un cierto dolor». Ahora bien, según Forcada, por norma general este será muy leve.

Incide en que mover el brazo para que la vacuna se extienda antes no tienen ningún efecto, ni positivo ni negativo. «Si la gente haciendo el molinillo está más contenta, adelante, no va a ser contraproducente, pero tampoco se relaciona con ningún beneficio».

Coincide en esta opinión Luis Miguel Alonso Suárez, presidente de la Asociación Española de Enfermería y Salud: «está bien que la vacuna se reabsorba lo antes posible, pero está diseñada para que lo haga en el centro del músculo deltoides, a un ritmo normal. No es necesario moverse para que la zona se revascularice«, concluye.

Aplicar frío en la zona afectada puede reducir el dolor

«El dolor en el punto de inyección de cualquier vacuna es mínimo y desaparece la mayoría de los casos de forma espontánea, pero si persiste o le acompaña calor e inflamación local, el mejor tratamiento es la aplicación de frío local en la zona afectada» explica a Maldita.es Inmaculada Cuesta, enfermera experta en vacunas del Consejo General de Enfermería. Si el dolor o la inflamación persisten en el tiempo, se debe consultar con un médico, añade Cuesta.

Alonso Suárez coincide con Cuesta en que, si se da calentura, molestias o reacciones locales similares en la zona, aplicar frío aliviará la sintomatología.

Si el dolor es muy intenso, puede ser útil un analgésico

El consejo de Forcada en el caso de que la molestia sea intensa, dependiendo de la sensibilidad de la persona frente al dolor, es tomar un analgésico para ayudar a reducirla.

«Con un dolor normal que no te imposibilita mover el brazo ni te incapacita de alguna manera, no vale la pena tomar ninguna medida concreta. Si es intenso, te molesta y te incapacita, el hielo puede ayudar, pero un analgésico lo hará mucho mejor», aconseja.

La literatura científica tampoco recomienda el movimiento o el masaje en la zona del pinchazo

En el contenido que nos habéis enviado no aparece ninguna referencia bibliográfica sobre la que recomendar el movimiento del brazo como forma de reducir el dolor. Revisando la literatura científica disponible, tampoco hemos encontrado ninguna mención a que el movimiento de la zona de la inyección, ya sea por el paciente o en forma de masaje por el profesional sanitario, sea de ayuda con el dolor generado por una inyección.

Es el caso de esta revisión de 150 artículos sobre buenas prácticas a la hora de administrar inyecciones intramusculares en adultos, en el que «tan solo se localiza un artículo de 1990 en la que, basada en la experiencia personal del autor, indica el masaje en el lugar de la inyección como una técnica para aliviar el dolor», señala Cuesta.


Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *