La Audiencia Nacional suspende de forma cautelar las nuevas reglas Covid en La capital española

Considera que el interés público alegado está «necesitado de protección cautelar urgente en este momento procesal» MADRID, 7 (EUROPA PRESS) La Audiencia Nacional ha aceptado las medidas cautelarísimas solicitadas por el Gobierno regional en el


Considera que el interés público alegado está «necesitado de protección cautelar urgente en este momento procesal»

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

La Audiencia Nacional ha aceptado las medidas cautelarísimas solicitadas por el Gobierno regional en el recurso presentado contra las nuevas medidas sanitarias aprobadas por el Ministerio de Sanidad, acordando su suspensión en el campo de la región hasta el momento en que se resuelva la impugnación.

De esta manera consta en un coche, al que tuvo ingreso Europa Press, en el que recuerda suspender, en el ámbito de la Comunidad de La capital de españa, la ejecutividad de las medidas contenidas en la Orden Comunicada objeto de recurso interpuesto por el Gobierno regional.

Específicamente se impugnaron los apartados relativos a las novedosas limitaciones similares con los locales de ocio nocturno y discotecas; las que se relacionan con hostelería y restauración; y las que afectan a eventos y actividades mutitudinarias no ordinarias, contenidas en los apartados A), B) y C) del anexo de la Orden Comunicada objeto de recurso interpuesto por el Gobierno regional.

De esta manera, la Sala de lo Contencioso-Administrativo concede el plazo de tres días a la Administración General del Estado demandada, «a fin de que logre llevar a cabo las alegaciones que estime oportunas».

Los magistrados arguyen que si no se adoptase en este momento la medida cautelarísima, y se esperase a la adopción de una medida tras la tramitación ordinaria de la parte separada, «el escenario de indecisión se vería con seriedad agravado y damnificado si se acepta un cambio en el nivel de limitaciones».

«Se producirían de esta manera tres escenarios diferentes de restricción en un lapso temporal corto, lo que no es de manera fácil justificable para el ciudadano, destinatario último de la protección pública ínsita en la discusión que nos ocupa», remarca la Salón.

«Nos parece que la seguridad jurídica, en un caso así, concentra un interés público en especial profundo, de semejante suerte que su protección momentánea revela un interés cualificado, que indica la urgencia y necesidad de la medida cautelarísima y la justifica», sostienen los jueces.

EVITAR UNA SITUACIÓN DE INCERTIDUMBRE

«El riesgo de producir ocasiones de incertidumbre y de menoscabo (que pudiera ser grave) a los intereses de los afectados últimos por la decisión de imponer limitaciones distintas a las existentes, aconseja que se adopte la medida de suspensión mientras se puede culminar la tramitación de la pieza separada de medidas cautelares», subraya la Sala.

Recalcando ahora que eso ha de ser de esta manera «especialmente si se tiene presente que, tras la presente decisión, en un lapso temporal corto –trámite de alegaciones por tres días–, se va a poder elegir sobre el «alzamiento, cuidado o modificación» de la resolución adoptada.

Según dan a conocer los jueces, será entonces en el momento en que se «disponga de mejores elementos de juicio para valorar los diferentes intereses en enfrentamiento». «A efectos de la resolución que en este momento adoptamos, pensamos que la no perturbación del status quo preexistente es digna de protección cautelar provisional, y que implica urgencia en la adopción de una resolución inaudita parte».

MEDIDAS VOLUBLES

En su recurso, el Ejecutivo madrileño arguye que en la Red social de Madrid rige hoy día la Orden 572/2021, de 7 de mayo, de la Consejería de Sanidad, por la que se establecen medidas preventivas para realizar frente a la crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19 una vez finalizada la prórroga del estado de alarma proclamado por el Real Decreto 926/2020, de 25 de octubre.

Destacan «el perjuicio que se deriva como consecuencia de la invasión de competencias que ha supuesto la Orden de la Ministra» e influyen en que ostentan la rivalidad para la adopción de medidas especiales en temas de Salud Pública.

A su parecer, es «visible que esta rivalidad se viene usando, ya que tras la finalización de la prórroga del estado de alarma se dictó la Orden 572/2021, de 7 de mayo, de la Consejería de Sanidad».

Estiman que «sumir al ciudadano en un régimen de medidas voluble, impuesto sorpresivamente sin razón alguna, sustituyendo de un día para otro la regulación que existe, es una afrenta clara a la seguridad jurídica».


Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *