Admitido a trámite el recurso de la parroquia Virgen de la Paloma a fin de que siga investigando la explosión de enero

MADRID, 11 Jun. (EUROPA PRESS) – La Audiencia Provincial de La capital española ha admitido a trámite el recurso de apelación presentado por la Parroquia de la Virgen de la Paloma para exigir que la


MADRID, 11 Jun. (EUROPA PRESS) –

La Audiencia Provincial de La capital española ha admitido a trámite el recurso de apelación presentado por la Parroquia de la Virgen de la Paloma para exigir que la explosión de enero en la calle Toledo en un edificio de su propiedad, vivienda de curas entre otros muchos funciones, en la que perdieron la vida cuatro personas y otros decena resultó herida, «se investigue correctamente y no se cierre de forma prematura».

Tomaron esta iniciativa tras la resolución del Juzgado número 35 de Madrid de desestimar los recursos de reforma presentados por las familias de las víctimas de la explosión de enero en la calle Toledo, han informado a Europa Press fuentes de la parroquia.

«La intensidad y los elementos que intervinieron en la explosión del 20 de enero de 2021 difícilmente han podido dilucidarse en tan solo 4 semanas de instrucción. La Policía científica dejó claro en su informe que la fuga de gas se produjo en la válvula de la acometida, bajo la acera de la calle Toledo, cuya instalación y mantenimiento son responsabilidad de la empresa suministradora del gas», esgrimen en un comunicado.

La parroquia ha criticado que Naturgy no entregó la documentación requerida y el Juzgado «jamás se la demandó». Exactamente el mismo juzgado que, en dos ocasiones (coche de sobreseimiento del 22/02/21 y desestimación de recurso del 27/05/21), eligió por archivar el caso catalogándolo de accidente y fortuito.

Sin embargo, para la Parroquia de la Virgen de la Paloma, «no se han estudiado los puntos técnicos que permiten afirmar determinada cosa». «Por servirnos de un ejemplo, se dice que hubo ‘un movimiento de lote que afectó a la llave de la acometida’, pero no se ha indagado cuándo. Con el registro de consumo de gas sabríamos cuando menos si el tubo se desprendió antes, durante o tras la explosión. ¿Y si la fuga empezó en los días precedentes? ¿Y si el fallo estaba en la válvula?», se preguntan.

La parroquia tiene motivos para pensar que podía ser un caso idéntico al que ocurrió en la explosión en la calle Gaspar Arroyo de Palencia en 2007, donde después de 11 años de indagaciones se probó que todo se debió a la mala instalación de la válvula de la acometida, que se encontraba mal sellada.

Aquella explosión causó la desaparición de 9 personas, una treintena de heridos y tres edificios desmoronados por el hecho de que, según dictó la sentencia condenatoria, la empresa gastística «no efectuó las diligencias necesarias para evitar el daño ocasionado».

La parroquia ha explicado que ha pedido formalmente que se reabra la situacion pues «faltan muchas preguntas por contestar». «No nos encontramos en el momento final sino más bien inicial de la investigación. Y hasta ahora no se ha realizado ninguna diligencia con respecto a la empresa del gas. No nos corresponde a nosotros apuntar culpables o causantes. Lo que queremos es que la búsqueda de la verdad prosiga su curso», esgrimen.


Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *