El Municipio subasta más de 2.000 joyas, relojes y otras piezas de bisutería de Objetos Perdidos

MADRID, 29 Ago. (EUROPA PRESS) – Desde mañana y hasta el próximo 15 de septiembre, tendrá rincón la subasta de más de 2.000 unidades de joyas de oro, plata y acero, relojes de marca y


MADRID, 29 Ago. (EUROPA PRESS) –

Desde mañana y hasta el próximo 15 de septiembre, tendrá rincón la subasta de más de 2.000 unidades de joyas de oro, plata y acero, relojes de marca y otros elementos de bisutería que han estado depositados en la Oficina de Objetos Perdidos del Ayuntamiento de La capital de españa en el transcurso de un periodo de tiempo superior a un par de años sin que los hayan retirado sus dueños o quienes hicieron el depósito, ha informado el Consistorio en un comunicado.

La subasta se efectuará en línea a través de la página www.escrapalia.com. En ella, los apasionados pueden conseguir información con las imágenes, descripción y estado de conservación de las piezas de los lotes.

En los términos establecidos en esa página, se tienen la posibilidad de efectuar visitas virtuales de los lotes a petición de los probables postores y, asimismo, se dará respuesta a las consultas por mail que se formulen.

El requisito para poder participar es ser mayor de edad. Para asegurarse de la veracidad de los datos proporcionados por los participantes, la empresa de subastas efectúa una verificación de los mismos.

Se puede pujar tanto por elementos individuales como por lotes de elementos. El criterio determinante es su valor. De este modo, un conjunto de anillos de plata de escaso valor se subastará en un lote que agrupe cinco o seis anillos; al paso que un reloj de gama alta va a salir como un objeto individual.

Se puede participar en la subasta a través de 2 sistemas distintas. El primero consiste en que el postor introduce en el aplicativo el precio máximo que considera oportuno abonar por cada lote u objeto individual y caso de que la oferta pase el precio máximo que se había establecido de manera inicial, se notifica al postor para que tenga la oportunidad de aumentar nuevamente el valor que considera como el máximo a pagar.

El segundo sistema de puja es en tiempo real, de manera que se puede ver directamente a través de la aplicación los últimos costos ofertados por cada lote u objeto. Para sostener la intimidad de los datos, únicamente se indican las iniciales del nombre y apellidos de los postores junto a la cantidad ofertada.

De cara a eludir la participación no deseada de postores que efectúen promociones en el último minuto, finalmente la subasta sigue cerrado el último precio ofertado durante un intérvalo de tiempo de tres minutos. El precio de reserva de los lotes es, aproximadamente, de un 20 % del valor de tasación, que se va a ver aumentado según el lote y la rivalidad entre los distintos interesados y competidores.

RETIRADA DE LOS LOTES

Al finalizar la puja de cada lote u objeto, se envía al entusiasmado un correo electrónico notificándole su condición de adjudicatario del lote u objeto concreto (pues, habitualmente, los pujadores pujan por múltiples lotes) y también indicándole los trámites administrativos a proseguir. En caso de que el adjudicatario renuncie, se procede a notificar y adjudicar al postor que quedó en segundo puesto.

De acuerdo a la experiencia de la compañía de subastas Surus, se acostumbran a adjudicar finalmente todos los lotes, si bien en ciertos casos excepcionales en los que no se consigue se elaboran nuevos lotes con los elementos no adjudicados de cara a hacerlos más atractivos.

La retirada de los lotes va a ser mediante cita anterior los días 27, 28, 29 y 30 de septiembre de 10:00 h a 14:00 h y de 15:30 h a 17:30 h. Para poder recibir el lote, el adjudicatario deberá abonarlo antes y realizar las condiciones y plazos establecidos en la subasta.

En la última subasta efectuada hace un par de años se colectaron casi 30.000 euros, una cantidad que se deposita en la tesorería municipal para destinarla a proyectos de optimización de los servicios de la región.

La delegada de Hacienda y Personal, Engracia Noble, ha recordado que «estas 2.000 piezas que se subastan desde mañana han formado parte de los prácticamente 89.000 elementos que están depositados en las instalaciones de la Oficina de Objetos perdidos que el Ayuntamiento de La capital de españa tiene en el recorrido del Molino.».

Hidalgo animó a los ciudadanos a formar parte en esta subasta «donde se tienen la posibilidad de encontrar elementos de valor a costes al alcance de todos los bolsillos. Una ocasión de conseguir una joya a costos casi de ganga».

CASI 89.000 OBJETOS DEPOSITADOS

Las piezas que se proponen proceden de la Oficina de Objetos Perdidos del Ayuntamiento de La capital española, que es la encargada de la custodia de los recursos perdidos que depositan los ciudadanos o las entidades colaboradoras que los hallan para restituirlos a sus propietarios o, en el momento en que no es posible su ubicación, para la entrega a quien ha hallado los objetos.

Durante 2018 y 2019 se recogieron en la oficina mucho más de 70.000 objetos cada año, con una media de casi 200 elementos al día, un número que se redujo prácticamente a la mitad, con 34.707 elementos, a lo largo del pasado ejercicio. Esta inclinación se mantiene en los seis primeros meses del actual año con 15.883 bartulos depositados.

Entre los 88.585 elementos que custodia actualmente la oficina, están monederos, carteras, maletas y maletines, móviles inteligentes y ropa. Además, se almacenan, instrumentos, cuadros, plumas, bolígrafos, bastones, muletas, vehículos de la compra, sillas de bebé, cañas de pescar, juguetes o relojes; además del dinero efectivo depositado que no es recuperado por sus propietarios o halladores y que pasa a las arcas municipales en beneficio de todos los madrileños.

Tanto en 2019 como en 2020 se ingresaron más de 100.000 euros, al paso que en el primer semestre del año vigente se han depositado más de 55.000 euros.

Cuando un objeto es entregado a la Oficina de Objetos Perdidos, queda a disposición de su dueño a lo largo de dos años y si en este tiempo el propietario no lo recopila, pasa a formar parte a quien lo halló, conocida como hallador. Caso de que este último tampoco lo retire, el objeto pasa a ser de propiedad municipal.

Si el objeto pasa a ser propiedad del Ayuntamiento, se le busca el mejor destino posible reutilizándolo en servicios municipales que lo requieran, donándolo en el caso de no tener valor de mercado o, caso de que lo tenga, subastándolo como ocurre con estas piezas.


Source backlink

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *