Detenida una pareja por hurtar en las taquillas de los vestuarios de un gimnasio de Chamartín

Rompían los candados para sustraer los objetos de valor que encontraban en el interior utilizando la ausencia de cámaras en esa región MADRID, 1 Sep. (EUROPA PRESS) – La Policía Nacional ha detenido a 2


Rompían los candados para sustraer los objetos de valor que encontraban en el interior utilizando la ausencia de cámaras en esa región

MADRID, 1 Sep. (EUROPA PRESS) –

La Policía Nacional ha detenido a 2 personas como presuntos autores de 12 delitos de robo de forma fuerte y un delito de hurto por sustraer las pertenencias de las taquillas de los clientes de un gimnasio en el distrito de Chamartín, informó la Jefatura Superior de la Policía de La capital de españa en una nota de prensa.

Los arrestados, un hombre y una mujer, fracturaban los candados de estas taquillas que estaban dentro de los vestuarios utilizando la ausencia de cámaras de supervisión en esa zona. Ambos conocían las instalaciones por haber sido individuos del centro previamente.

La investigación se inició en la época del mes de abril cuando los agentes comenzaron a recibir demandas de individuos de este gimnasio en las que relataban hechos similares.

Hallaban los sistemas de cierre de sus taquillas forzados o candados cortados con alguna herramienta y echaban en falta sus pertenencias de sobra valor como teléfonos móviles, ordenadores portátiles o cantidades de dinero en efectivo.

Las gestiones policiales orientadas a la identificación de estas dos personas llegaron a corroborar que conocían la composición interior del gimnasio y la manera de entrar sin alzar supones por la puerta del costado que no estaba observada. En alguna ocasión llegaron a acceder con la identificación robada a un cliente.

Las cámaras de vigilancia captaron como estas dos personas ingresaban al centro deportivo, no hacían uso de ninguno de los servicios, ni vestían ropa deportiva y su corta estancia coincidía con los instantes en que se habían cometido los latrocinios. Ella controlaba los vestuarios de mujeres y él los vestuarios de hombres, actuando con la impunidad de una región libre de cámaras de vigilancia.


Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *