¿Es cierto que en el hemisferio sur el agua del inodoro gira en el sentido contrario que en el norte? · Maldita.es

Categorías Curiosidades/experimentos Recursos utilizados Expertos Literatura científica En el episodio de Los Simpsons Bart contra Australia, Lisa comenta a su hermano que la dirección de giro del agua del retrete depende del hemisferio del planeta en el

Categorías

Curiosidades/experimentos

Recursos utilizados

Expertos

Literatura científica

En el episodio de Los Simpsons Bart contra Australia, Lisa comenta a su hermano que la dirección de giro del agua del retrete depende del hemisferio del planeta en el que estés situado y que esto se debe al efecto Coriolis. Tras conocer esta información, Bart se dispone a comprobar si lo que le cuenta su hermana es cierto y empieza a llamar a varias personas del hemisferio sur para verificar que allí los inodoros drenan en sentido contrario. 

¿Estaba en lo cierto Lisa Simpson? Pues va a ser que no: el sentido en el que giran los drenajes domésticos,como el agua del inodoro o un lavadero, no tiene nada que ver con el hemisferio en el que se sitúen y el efecto Coriolis es inapreciable en una escala tan pequeña.

https://youtube.com/watch?v=LP6-SbgjAwo%3Ffeature%3Doembed

Vamos a intentar que no se nos escape nada por el sumidero y explicar detenidamente por qué esto es una leyenda urbana. El efecto Coriolis es una fuerza que se aprecia cuando existe un cuerpo en movimiento dentro de un sistema de referencia que está rotando, como una canica girando sobre un disco o, el ejemplo más conocido, el movimiento de rotación de un planeta. Aquí tienes un vistoso ejemplo de cómo se ve este efecto en una plataforma giratoria.

Según explica a Maldita.es el meteorólogo de la Agencia Estatal de Meteología, Benito Fuentes, el efecto Coriolis generado por la Tierra se percibe a gran escala, en sistemas sobre los que actúe durante mucho tiempo y en distancias enormes. Es el caso de los anticiclones y las borrascas, zonas atmosféricas que pueden superar en tamaño a Europa continental. En el hemisferio norte, “la fuerza de Coriolis ayuda a originar sistemas (remolinos, en este caso) que giran en sentido horario (anticiclones) y en sentido antihorario (borrascas)”, explicaba el experto en un artículo del blog de la Aemet.

Lo que ocurre es que esta fuerza es cada vez menos apreciable a escalas más pequeñas. En el caso de la meteorología tenemos el ejemplo de los tornados, remolinos con un sentido de giro que puede ser horario o antihorario. En el hemisferio norte, la mayoría giran al contrario de las agujas del reloj, influenciados por las borrascas que hemos comentado, aunque también hay otras fuerzas y condicionantes que afectan a su rotación “como la flotabilidad, el gradiente de presión, fuerzas centrífugas, etcétera”. Es más, hay numerosos ejemplos de tornados y tormentas del hemisferio norte que giran en sentido horario.

Y si en la escala meteorológica local el efecto Coriolis generado por la rotación de la Tierra se nota poco, en la escala doméstica es inapreciable. ¿Qué es lo que influye entonces en el sentido de rotación del retrete? En el caso de que surja un remolino (ya que hay muchos váteres que drenan sin giro alguno) es por otras causas que lo originan: “El diseño, un nivelado no exacto, imperfecciones en la superficie, el modo de llenado y vaciado, la corriente inicial del agua, etc.”, enumera el meteorólogo.

Robert Ehrlich, físico en la Universidad George Mason, detalla en la revista Scientific American algunos factores que influyen en la dirección de giro de los remolinos caseros: “Cualquier pequeña asimetría en la forma del drenaje, la dirección en la que circule el agua en el momento o incluso influencias tan pequeñas como las corrientes de aire”.

A pesar de esta explicación, es bastante común encontrar en internet vídeos de demostraciones preparadas en zonas cercanas al ecuador (como este este) en las que se ve cómo giran los remolinos de manera diferente si se encuentra al norte, al sur o justo en la línea del paralelo 0º. Lo cierto es que estas pruebas son muy fáciles de amañar y basta con vertir el agua al contenedor desde un punto determinado para provocar que gire en la dirección que queremos. En esta demostración realizada en Ecuador se aprecia cómo la persona deja caer el agua en la parte izquierda de la pileta (minuto 0:39) cuando está en el hemisferio sur, y a la derecha del desagüe (minuto 1:40) en el norte.

Sentimos quitarle la razón a Lisa Simpson, pero el giro de los remolinos domésticos no depende del hemisferio en el que nos encontremos. El efecto Coriolis sí es importante en sistemas a gran escala, como en huracanes o en lanzamientos de misiles intercontinentales, pero es inapreciable en el cuarto de baño.


Primera fecha de publicación de este
artículo: 17/08/2021




Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *