¿Hacer más deporte ayuda a que se quiten antes las agujetas? · Maldita.es

No, sudar más al hacer ejercicio no supone perder más peso. Tampoco hay evidencias que avalen la eficacia de las duchas de contraste para recuperarse tras hacer deporte ni de que el agua de coco

No, sudar más al hacer ejercicio no supone perder más peso. Tampoco hay evidencias que avalen la eficacia de las duchas de contraste para recuperarse tras hacer deporte ni de que el agua de coco sea la bebida más adecuada para rehidratarse después de hacer ejercicio. Son algunos de los bulos y mitos sobre el deporte que hemos desmentido desde Maldita.es. Ahora nos habéis preguntado si hacer más deporte cuando se tienen agujetas ayuda a que se quiten antes. Aunque los días en los que el dolor es más intenso es recomendable descansar, hay que evitar el reposo absoluto y puede ser recomendable realizar ejercicio de baja intensidad.

Miguel del Valle Soto, catedrático de la Facultad de Medicina de la Universidad de Oviedo y miembro de la Sociedad Española de Medicina del Deporte, explica a Maldita.es que las agujetas normalmente empiezan a las pocas horas de haber terminado el ejercicio y pueden durar varios días, “alcanzando su grado máximo a las 24 o 72 horas”. 

Cualquier deportista puede tener agujetas, según destaca a Maldita.es Pablo Berenguel Martínez, responsable del Grupo de Trabajo de Medicina Deportiva de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) y coordinador médico del Instituto de Traumatología y Fisioterapia Avanzada del Hospital Vithas de Almería. Se trata, según cuenta, de “roturas de la matriz extracelular que se producen a lo largo de todo el paquete de fibras musculares y se manifiestan como microinflamaciones”. 

La vicesecretaria y miembro de la Junta Permanente de la  Asociación Española de Fisioterapeutas, María Eugenia Sánchez, confirma a Maldita.es que la teoría más aceptada actualmente para explicar la aparición de agujetas es la provocación de microrroturas o microlesiones musculares debido al sometimiento del músculo a un esfuerzo para el que no está suficientemente preparado. 

“Por ello, si aparece dolor  muscular de este origen, conviene descansar los días de dolor más intenso y no seguir sometiendo al músculo a ese sobreesfuerzo para favorecer su recuperación”, comenta. Aun así, aconseja evitar el reposo absoluto y continuar con ejercicio aeróbico de baja intensidad y movilización de las zonas afectadas. 

Sergio López, fisioterapeuta del Ruber Internacional Centro Médico Habana, indica a Maldita.es que realizar ejercicio a una intensidad suave o moderada cuando se tienen agujetas puede ser beneficioso, ya que “las articulaciones necesitan movimiento”. 

“Al continuar moviéndote evitarás que los músculos se queden rígidos, lo que podría aumentar el dolor”, comenta. Además, asegura que de esta forma favorecemos el aumento de flujo sanguíneo, “algo necesario para eliminar las sustancias de desecho resultantes de la respuesta inflamatoria tras la lesión y para nutrir y oxigenar al músculo”.

“Lo que deberíamos evitar a toda costa es la sobrecarga muscular”, indica a Maldita.es Alejandro Blanco, enfermero experto en enfermería de la actividad física, ejercicio físico y deporte del Consejo General de Enfermería. Si no lo hacemos, “hay mucho más riesgo de rotura fibrilar y lesiones asociadas a la inflamación y contractura muscular (por ejemplo, una tendinitis)”. 

En el caso de que el dolor no desaparezca a partir del tercer día o aparezca una tumefacción (hinchazón) en la zona, Sánchez aconseja acudir a un profesional sanitario para valorar la posibilidad de otro tipo de lesión. En Maldita.es también os hemos explicado que no hay evidencias de que el agua con azúcar cure las agujetas.

Pero entonces, ¿qué trucos pueden ayudarnos contra las agujetas? “La prevención es la solución. No hay una pócima milagrosa”, comenta Berenguel. Para evitarlas, recomienda prepararse antes de hacer deporte y realizar un calentamiento por grupos musculares en función de la actividad que vayamos a hacer. 

Sánchez aconseja además disminuir progresivamente la intensidad del ejercicio en vez de terminar bruscamente la práctica física y realizar estiramientos musculares, sobre todo al acabar de hacer deporte.

“Menos bulos, más rigor científico” es un proyecto de DKV Salud con contenido editorial de Maldita.es.


Primera fecha de publicación de este
artículo: 15/06/2021


Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *