La caída de WhatsApp, Facebook e Instagram: qué sabemos y a quién más está afectando · Maldita.es

Categorías Infraestructura Recursos utilizados Material producción propia Las aplicaciones propiedad de Facebook han sufrido una caída a nivel mundial que ha afectado a WhatsApp, Instagram, Messenger y a la red social de la compañía, según

Categorías

Infraestructura

Recursos utilizados

Material producción propia

Las aplicaciones propiedad de Facebook han sufrido una caída a nivel mundial que ha afectado a WhatsApp, Instagram, Messenger y a la red social de la compañía, según ha registrado el portal Downdetector. Otras herramientas internas de comunicación de Facebook, como Workplace, tampoco están operativas, tal y como hemos podido comprobar desde Maldita.es.

Mientras dure la caída tampoco estaría disponible el inicio de sesión a través de Facebook en otras plataformas: esa opción que nos aparece en aplicaciones y sitios que no tienen que ver con Facebook para iniciar sesión con nuestra cuenta en la red social en vez de con un usuario y una contraseña propias del servicio.

La compañía ha informado a través de Twitter que están al tanto de la incidencia, pero no ha proporcionado por el momento ninguna explicación a por qué sus servicios lleven caídos más de dos horas: «Somos conscientes de que algunas personas están teniendo problemas para acceder a nuestras aplicaciones y productos. Estamos trabajando para devolver las cosas a la normalidad lo antes posible y nos disculpamos por los inconvenientes».

El fallo en el servicio es generalizado, ya que afecta a usuarios de varios países: desde España a Reino Unido en Europa, a Estados Unidos o Indonesia, en Asia.

Especialistas apuntan a un fallo en el registro de dominios

A falta de una comunicación oficial sobre el motivo de la caída, especialistas en informática y ciberseguridad señalan que el problema de Facebook probablemente resida en el sistema de nombres de dominios o DNS, por sus siglas en inglés y en una tecnología llamada Border Gateaway Protocol (por sus siglas BGP, que en español significan protocolo de enlace de frontera)

Vamos por partes. ¿Qué es un DNS? Por explicarlo de la forma más sencilla posible, un DNS es algo así como las Páginas Amarillas de internet: es el sistema que organiza e identifica los dominios que existen y los asocia a una dirección IP específica. O sea, a un ordenador o servidor específico, que es donde se guarda.

¿Y un BGP? Paul Aguilar, jefe de seguridad digital de la organización mexicana SocialTIC, nos lo explica: «Digamos que estás en España y te quieres conectar al dominio de ‘SocialTIC.org’, en un servidor de México. El DNS de SocialTIC dice: yo sé que ese dominio es un servidor que está en tal lugar y con tal dirección, o sea que sabe donde tiene que llegar. Pero ahora, ¿cómo sabe el camino? Pues el BGP es la tecnología que le muestra el camino a tu conexión para llegar hasta el servidor».

El primer indicio que hace pensar que el problema técnico de la compañía está relacionado con estos sistemas es el aviso del jefe de Tecnología de Cloudfare, una empresa que vehicula la red de contenidos que forman internet. A este tipo de compañías se las llama Red de Distribución de Contenidos (o CDN, una vez más por sus siglas en inglés):

«Entre las 15:50 UTC y las 15:52 UTC, Facebook y sus propiedades desaparecieron de Internet», afirma en su tuit John Graham-Cumming. También explica que, al ver que no funcionan las páginas web ni las aplicaciones, la gente intenta e intenta refrescar. ¿Qué origina eso? Una cascada de peticiones de tráfico DNS pidiendo a los servidores que muestren la página ‘www.facebook.com‘, algo que ahora mismo no es posible.

The New York Times lo explica así: «Los ordenadores convierten las páginas web, como ‘facebook.com’, en protocolos de direcciones numéricos internos a través de un sistema similar al de una guía de teléfonos«. El problema que experimenta ahora la compañía sería el equivalente a «borrar todas los números de teléfono asociados a su contacto de la guía y haciendo imposible que se les pueda llamar». El periódico estadounidense afirma también haber hablado con trabajadores internos de la compañía, que afirman que la caída no se debe a un ciberataque.

«Lo que pasa con Facebook es entendible si el fallo viene desde el DNS o BGP. Tal vez hubo alguna modificación en el protocolo BGP o en la configuración del DNS al liberar alguna actualización interna y esto hace que o no se sepa exactamente a qué servidor tiene que llegar o no se sepa la ruta. Como estas tecnologías van en conjunto, hay que verificar ambas», expone Aguilar.

¿Cuánto tiempo puede llevar este proceso? «Una vez que se actualiza el DNS o el protocolo BGP o cualquier otro asociado a internet, este se tiene que propagar por toda la red, por lo que se tiene que ir actualizando en todos los servidores mundiales que también ayudan a complementar estos protocolos», añade este especialista informático. Si el fallo resulta estar en estos sistemas, probablemente pasen varias horas hasta que se reanude el servicio.




Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *