PP y Cs quieren que Gregorio Huete, vecino del distrito Salamanca víctima de nazismo, sea recordado con un Stolpersteine

MADRID, 17 Oct. (EUROPA PRESS) – Los grupos municipales de PP y Cs propondrán en el Pleno del Distrito de Salamanca que se celebrará este martes que quien fuera vecino del barrio Gregorio Huete García,


MADRID, 17 Oct. (EUROPA PRESS) –

Los grupos municipales de PP y Cs propondrán en el Pleno del Distrito de Salamanca que se celebrará este martes que quien fuera vecino del barrio Gregorio Huete García, «víctima del nazismo y defensor de la libertad», sea recordado con un adoquín Stolpersteine.

Hablamos de adoquines insertados en el suelo con una placa dorada allí donde vivieron estos vecinos y vecinas, deportados a campos nazis.

Gregorio Huete García fue tomado en Dunquerque en junio de 1940 y también internado en el campo de Mauthasen y más tarde en Gusen, donde fue asesinado con solo 21 años de edad. «En forma de homenaje, PP y Cs proponen al Pleno del distrito la instalación de una ‘Piedra de la Memoria’, las Stolpersteine, con el objetivo de honrar la memoria de este joven madrileño en el lugar donde vio la luz por primera vez, en la calle del Conde de Peñalver, 90», recopila la petición.

Estas piedras ahora fueron instaladas en distintas ciudades de Europa, La capital de españa incluida. La última de ellas se instaló en el mes de julio en Carabanchel, dedicada a la memoria de Emilio Ramos González, deportado al campo de concentración nazi de Mauthausen.

La capital de españa ya tiene más de doce de adoquines Stolpersteine repartidos entre Chamberí, Moncloa, Tetuán, Latina, Arganzuela, Centro y Carabanchel.

Los ‘Stolpersteine’ (piedra que te hace tropezar, en alemán) son una creación del artista alemán Günter Demnig. El primero se instaló en 1997 en el distrito berlinés de Kreuzberg. Nuestro Demnig instaló los ocho primeros de La capital española en la legislatura pasada como señal de respeto.

El artista alemán ha fabricado y también instalado mucho más de 65.000 de estos pequeños memoriales en 23 países. Se pueden conseguir empiedres Stolpersteine en Bruselas, Hannover, Burdeos, Roma, Viena, Nuremberg o Praga.

Las primeras piedras Stolpersteine llegadas a España lo hicieron en Cataluña, concretamente en el municipio barcelonés de Navas, donde fueron instaladas en septiembre de 2015.

‘AQUÍ VIVIÓ’

Los adoquines de esta iniciativa de memoria son bloques de cemento de 96mm x 96mm x 100mm, en los que se inserta en una de sus caras cuadradas una placa de bronce con el nombre de la persona a rememorar, la fecha de su nacimiento, de la deportación, la fecha de su reclusión y la de su asesinato.

El texto cincelado acostumbra arrancar con las expresiones ‘Aquí vivió’ puesto que lo común es instalar estas piedras en el suelo delante de la puerta de la que fue vivienda de la víctima, jamás en la pared.


Source backlink

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.