En independencia el frutero de Valdeavero acusado de abusos sexuales a más de diez niños

MADRID, 19 Oct. (EUROPA PRESS) – El Juzgado de Instrucción número 5 de Alcalá de Henares puso en libertad a Cristobal L. C., un frutero de 47 años de la localidad madrileña de Valdevero detenido


MADRID, 19 Oct. (EUROPA PRESS) –

El Juzgado de Instrucción número 5 de Alcalá de Henares puso en libertad a Cristobal L. C., un frutero de 47 años de la localidad madrileña de Valdevero detenido hace prácticamente un año acusado de abusos sexuales a mucho más de una decena de pequeños.

De esta forma consta en un coche, al que tuvo ingreso Europa Press, en el que la jueza ordena su puesta en libertad y que comparezca todos los lunes ante el juzgado mucho más cercano a su hogar. Además, le impone una orden de alejamiento de por lo menos 500 metros de los pequeños y se le prohíbe de salir de este pequeño concejo.

La libertad recuerda debido a que la instrucción está prácticamente concluida, a excepción de 2 periciales por practicar. Por consiguiente, apunta el instructor, el peligro de que el acusado pudiera atentar contra bienes jurídicos de las víctimas es prácticamente inexistente y puede paliarse con otras medida cautelares que garantizarán la integridad de las víctimas.

El supuesto pederasta fue detenido el pasado diciembre a causa de una demanda presentada meses antes por la madre de una víctima, que confesó los abusos pese a que el hombre conminaba a los pequeños damnificados. A causa de esta demanda fueron apareciendo nuevos casos, todos niños hombres de entre 3 y 13 años.

La Guardia Civil tiene constatados diez casos pero la investigación sigue su marcha y puede haber ciertos más y desde hace unos años e incluso de oros municipios próximos. El frutero, que no tenía compinches, ingresó tras ser detenido en la cárcel de Alcalá de Henares.

Cristóbal L. C., nick Toba, aprovechaba que los menores entraban a la tienda donde les ofrecían golosinas, refrescos y bolsas de frutos secos gratis para de este modo tocarles sus zonas íntimas metiéndole la mano en el pantalón.


Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.