Lo que la ciencia sabe sobre el vinagre de sidra, el “superalimento” que supuestamente te ayuda a adelgazar · Maldita.es

En Maldita.es ya hemos hablado en alguna ocasión de que los llamados “superalimentos” en realidad no existen pero eso no evita que cada cierto tiempo un nuevo producto reciba este apodo. El último ha sido

En Maldita.es ya hemos hablado en alguna ocasión de que los llamados “superalimentos” en realidad no existen pero eso no evita que cada cierto tiempo un nuevo producto reciba este apodo. El último ha sido el vinagre de sidra de manzana, al que se le otorgan distintas propiedades saludables con especial énfasis en su capacidad para, supuestamente, ayudarnos a perder peso. ¿Esta justificada esta fama? Os explicamos lo que sabemos del tema.

Lo primero es recordar que basar nuestro esfuerzo para adelgazar en un solo alimento o producto no es una forma saludable ni sostenible de perder peso. En el especial que publicamos en Maldita Ciencia sobre adelgazar incidimos en que no hay trucos ni consejos rápidos que vayan a ayudarnos a perder peso de forma sostenida en el tiempo y que el consejo de los especialistas consiste en cambiar de hábitos de forma generalizada: reducir el consumo de alimentos ultraprocesados, aumentar el de alimentos de origen vegetal, consumir grasas saludables y suficientes proteínas.

¿Y qué pasa con el vinagre de sidra? Sus supuestos efectos sobre la pérdida de peso se deberían, en teoría, al ácido acético, un componente que en realidad está presente en todos los tipos de vinagre, y no solo en el de sidra. Los que defienden esta idea aseguran que el ácido acético acelera el metabolismo, lo que favorecería que el organismo queme más grasa para obtener energía. La recomendación más común es consumir un par de cucharadas diarias ya sea antes de las comidas o incorporándola a los alimentos o bebidas (infusiones, batidos…).

Ácido acético y los limitados estudios que lo han analizado

Esas afirmaciones se basan principalmente en estudios realizados en ratones, y dos en humanos. El primero, de 2009, contó con 175 voluntarios que durante 3 meses consumieron una, dos o ninguna cucharada de vinagre al día. Pasado ese tiempo, los que habían lo habían tomado presentaban una pérdida de peso moderada (1 o 2 kilos aproximadamente) y un menor nivel de triglicéridos en la sangre respecto a los que no lo habían tomado. 

Otro estudio, de 2018, contó con 39 personas asignadas de forma aleatoria a dos grupos distintos: uno siguió una dieta con restricción calórica y el otro  una dieta con restricción calórica y además consumió 30 mililitros de vinagre de sidra. Tras doce semanas, ambos grupos habían perdido peso, pero el segundo había perdido más.

En ambos casos se trató de estudios pequeños en cuanto al número de participantes y la duración de la investigación, y la diferencia entre las personas de ambos grupos respecto a su pérdida de peso resultó pequeña, de forma que “la evidencia científica de que el consumo de vinagre (ya sea de sidra de manzana o no) es una forma fiable y estable a largo plazo de perder peso es poco convincente”, concluye este artículo divulgativo de la Escuela de Medicina de Harvard.

Posibles efectos secundarios de su consumo

En muchos casos ante supuestos superalimentos con poder adelgazante como este es habitual escuchar el argumento de que “malo no será” y así se justifica probar a usarlo “por si acaso”. Pero hay que tener en cuenta algunas cosas antes de decantarse por esta opción. La primera es que el ácido acético puede ser muy agresivo para el esmalte de los dientes si se consume sin diluir.

Además, su consumo puede reducir los niveles de potasio, de forma que aquellas personas que toman medicaciones que afectan a los niveles de potasio, como algunos diuréticos, deberían tener especial cuidado si deciden tomar vinagre de sidra de forma habitual. También puede interferir con los niveles de insulina, lo que debe ser tenido en cuenta de la misma forma por personas con diabetes o algún otro problema metabólico.


Primera fecha de publicación de este
artículo: 18/10/2021


Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *