La Reunión Antirracista de La capital de españa actúa en el centro de la ciudad más importante contra el «sistema racista»

MADRID, 13 Nov. (EUROPA PRESS) – La Asamblea Antirracista de La capital española ha salido este sábado a las calles de la ciudad más importante por quinto año consecutivo para protestar por el «sistema racista»

MADRID, 13 Nov. (EUROPA PRESS) –

La Asamblea Antirracista de La capital española ha salido este sábado a las calles de la ciudad más importante por quinto año consecutivo para protestar por el «sistema racista» y reivindicar los derechos de las «comunidades racializadas».

La marcha, bajo el lema ‘Contra las violencias racistas y los alegatos de odio’, ha partido a las 17 horas de la Plaza de Neptuno y ha culminado en la Puerta del Sol, tras pasar por Cibeles, donde se encuentra la sede del Ayuntamiento, y Callao.

El acto de protesta ha contado con la presencia de múltiples decenas de personas, entre ellas Serigne Mbaye, secretario de Antirracismo de Podemos. «Seguimos denunciando los alegatos y la violencia que se está ejercitando contra el pueblo afro y los migrantes. Para combatir contra el racismo hay que aplicar las leyes. La Justicia no puede ser arbitraria», ha subrayado el asimismo diputado de la Reunión de Madrid.

Una manifestación que se celebra en la ciudad más importante desde 2017 en homenaje a las víctimas de «la crueldad racista» en el país y para exigir derecho para las comunidades racializadas y que coincide con el aniversario del asesinato de la dominicana Lucrecia Pérez, reconocido como el primer crimen de odio racista en España, el 13 de noviembre de 1992.

Los congregados tras una pancarta donde se podía leer ‘Contra las violencias porciones y los alegatos de odio’, han coreado consignas contra la Ley de Extranjería o los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE).

Protegidos por múltiples furgones de la Policía Nacional, los competidores, varios de ellos ataviados con símbolos étnicos y banderas wiphalas, han portado avisos ‘Racismo estructural, genocidio colonial’, ‘Papeles, crueles’ o ‘Marginan para explotar’.

Asimismo se pudo ver a personas con caretas con la imagen de un hombre blanco y avisos con lemas como ‘Tu privilegio blanco se edifica sobre el sistema racista’.

En términos generales, el movimiento quiere de esta manera denunciar «el incumplimiento sistemático» de los derechos «sociales, laborales, políticos, civiles y económicos» del colectivo extranjero y para exigir, por ejemplo medidas, el cierre definitivo de los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE), el ingreso a la sanidad pública, universal y de calidad y una regularización «instantánea, persistente y sin condiciones».

Igualmente, reclaman la derogación de la Ley de Extranjería y «de todo el cuerpo normativo racista, con especial atención al de hoy genocidio en el Mediterráneo» y el derecho al cambio de nombre e identidad en los documentos para personas trans y el de voto para los migrantes residentes en España.

«Denunciamos que el odio ha salido a las calles; está en los barrios, en el Congreso o en los medios y comunidades. Denunciamos el silencio cómplice de gobiernos, partidos y también instituciones», explicó.

Este movimiento se manifestó por vez primera en noviembre de hace cinco años para rememorar a la dominicana Lucrecia Pérez, inmigrante asesinada por tres ultraderechistas en Aravaca, en el solar de la vieja disco ‘Four Roses’. 4 encapuchados accedieron al sitio y la emprendieron a balazos. Recibió 2 tiros, uno de ellos en el corazón.

Días después fueron detenidos un guardia civil y tres inferiores, cercanos a movimientos ultraderechistas, quienes confesaron el homicidio. El guarda civil fue condenado a 54 años de cárcel mientras que los inferiores fueron sentenciados a 24 años de reclusión.

Aparte de recordar a las últimas víctimas en España de la crueldad racializada, el colectivo recordará asimismo a las más de 35.000 personas muertas en el Mediterráneo intentando llegar a Europa en los últimos 15 años, el 80% de los que fallecieron ahogados, según recuerda.

«La violencia racista, homófoba y machista está en las leyes, se refleja en políticas deshumanizadoras y medra frente a la cooperación de los gobiernos, partidos e instituciones. Los alegatos fascistas y racistas están poco a poco más presentes en las comunidades, los medios de comunicación y en las calles, engallados por un contexto de aumento de racismo que se legitima con su presencia en los parlamentos europeos», ha explicado.

Del mismo modo, en el manifiesto se demanda «la falta de elementos en la administración, policía y juzgados», que tiene «una incidencia directa en las vidas de las personas migrantes». «Salimos por cada agresión, por cada insulto, por cada puerta clausurada, por cada ocasión negada, por cada vida perdida», ha zanjado.


Source backlink

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.